Quantcast

Baleares marca récord de contagios en un sólo día con 707 nuevos casos

La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha informado este viernes de que Baleares ha contabilizado en estas últimas 24 horas un total de 707 casos nuevos, “la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia”.

En rueda de prensa, acompañada de la portavoz del Govern, Pilar Costa, y tras asistir a la reunión con los agentes sociales y económicos para informar de nuevas medidas frente a la expansión de la pandemia de la COVID-19 en Mallorca, Gómez ha subrayado que la situación en la Isla es de “extrema gravedad”.

De este modo, el Servicio de Epidemiología del Govern balear ha notificado este viernes al Ministerio de Sanidad un total de 555 nuevos contagios de COVID-19 en la Comunidad desde este jueves.

En las últimas 24 horas se han practicado en las Islas 5.459 pruebas diagnósticas, de las que 707 han dado positivo (397 más que el día anterior). Esto arroja una tasa de positividad del 12,95 por ciento. Desde marzo, Baleares ha practicado 828.629 pruebas para detectar el COVID-19.

La Comunidad acumula ya 39.619 casos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia y 483 fallecidos, dos más que este jueves. El Servicio de Salud atiende a 9.426 pacientes en relación al COVID-19, la mayoría en atención primaria; sin embargo, Baleares tiene actualmente 339 pacientes ingresados en planta (cuatro menos que ayer) y 104 en UCI (tres más que este jueves).

Por Islas, Mallorca tiene 308 ingresados en planta y 93 en UCI; Ibiza 27 ingresados en planta y siete en UCI; y Menorca, cuatro ingresados en planta y otros cuatro en UCI.

Este viernes el IbSalut contabiliza 211 profesionales sanitarios con contagio activo de COVID-19 y 426 en vigilancia, 30 más que este jueves.

En cuanto a la situación en residencias de la tercera edad, el número de muertes se mantiene en 221. Por otro lado, los contagios activos entre usuarios suben en un caso, hasta los 115, y los ingresos suben en 12 personas hasta los 104. En cuanto a los trabajadores, hay 83 profesionales de residencias contagiados.