Quantcast

PP denunciará la llegada de los Reyes Magos a Valencia por incumplimiento del aforo

El PP denunciará ante la conselleria de Justicia la llegada de los Reyes Magos a Valencia ya que se incumplió en la plaza del Ayuntamiento el número máximo de personas que pueden concentrarse al aire libre, de lo que responsabiliza tanto al alcalde, Joan Ribó, por organizar el acto, como al presidente, Ximo Puig, por no velar por el cumplimiento de la normativa.

Así, lo ha anunciado este jueves la portavoz municipal del PP, Maria José Catalá, en rueda de prensa en la que ha recalcado que es “una falta de responsabilidad manifiesta que no puede quedar impune”. “No se puede atacar a los incumplidores cuando son organizadores privados y eximir a los organizadores cuando es una Administración pública”, ha recalcado.

Por ello, ha señalado que exigirán a la consejería de Justicia que se aplique el decreto-ley 11/2020 de 24 de julio, del Consell, de régimen sancionador específico contra los incumplimientos de las disposiciones reguladoras de les medidas de prevención ante la Covid-19 ya que en la plaza del Ayuntamiento se concentraron una 1.500 personas para ver la llegada de los Reyes Magos “sin cumplir las medidas de seguridad” cuando el máximo autorizado en espacios público son 150.

“No sirve que se pasen el balón los socios del Gobierno tanto municipal como autonómico porque hay dos responsables clarísimos: el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig”, ha recalcado.

En ese sentido, ha mantenido que Ribó “no debió organizarlo nunca” y de hecho ha recalcado que ella fue la única portavoz municipal que no asistió a la recepción por “coherencia” ya que no estaba de acuerdo en que se celebrara un acto que era “previsible que pasara lo que pasó”.

Así, ha recalcado que los organizadores tienen “su responsabilidad por “incumplir el decreto y no velar por la seguridad de las personas” porque “no había suficiente policía ni medidas de seguridad y evidentemente contratar tres autobuses de dos pisos descapotables anunciando el recorrido y la recepción de los Reyes Mayos por el alcalde era una llamada clarísima a la concentración que tuvo lugar”, ha recalcado.

Pero además, ha recalcado que Puig también tiene “una responsabilidad más que evidente” porque el departamento de Salud Pública de su Gobierno debió velar por el cumplimiento de la normativa y advertir al Ayuntamiento de Valencia que “no se podía concentrar personas en la plaza y se debía cambiar le recorrido si es que lo habían anunciado y haber más presencia policial” para evitar las aglomeraciones.

DOBLE RESPONSABILIDAD

“Hay una doble responsabilidad y nadie puede quedar eximida de ella, de los organizadores, de Ribó, pero también de Puig, porque si a las 14.00 horas anunció nuevas medidas restrictivas se tiene que tener la rapidez de reflejos, la inteligencia y la responsabilidad oportuna para llamar al Ayuntamiento para evitar que se produjera lo que se produjo”, ha insistido.

Además, ha señalado que este acto se produjo en un momento en que la ciudad atraviesa por un fuerte rebrote en contagios y una situación de “extrema debilidad sistema sanitario” y ha confiado en que dentro de unas semanas no haya que lamentar un repunte por este acto.

Catalá ha criticado el “ejercicio de escapismo” de Ribó, que está “desaparecido desde hace dos días” y ha señalado que no le sorprende porque es un alcalde que “solo trabaja hasta las 2 y nunca los fines de semana” y “se escapa de los problemas”. No obstante, le ha exigido un pronunciamiento y que adopte “las medidas oportunas para que no vuelva a suceder”.

Por su parte, la presidenta del PP, Isabel Bonig, ha lamentado que “no hay nadie al volante ni en el Ayuntamiento de València ni en la Generalitat”. “No se puede permitir un gobierno que es incapaz de cumplir sus propias norma y cuando no hay liderazgo para hacer cumplir lo que aprueba se tienen que marchar o los ciudadanos los tirarán”, ha advertido.

Así, ha exigido responsabilidades porque, mientras que hay gente que está perdiendo todo su patrimonio por cumplir las normas, “se ve cómo las Administraciones se saltan las leyes asumir”.