Quantcast

Pou: “El público que vea ‘Viejo amigo Cicerón’ no podrá evitar pensar en las imágenes del asalto al Capitolio”

El actor Josep María Pou ha asegurado este jueves que la obra que protagoniza estos días en el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga “se adapta a la realidad del momento”, por lo que “el público que vea ‘Viejo amigo Cicerón’ no podrá evitar pensar en las imágenes del asalto al Capitolio”.

En la presentación de la obra, que cuenta con funciones para los días 8, 9 y 10 de enero, Pou ha explicado que aunque el texto lleva un año y medio sin modificarse es el público el que “completa e interpreta” ‘Viejo amigo Cicerón’ con sus reflexiones y preocupaciones de ese día, por lo que señala, “es imposible no vincular cada representación al preciso momento actual”.

En ‘Viejo amigo Cicerón’ se habla de democracia, ética, justicia, de la clase política… temas que guiados por los pensamientos de este filósofo y orador dan como resultado un texto “muy vinculado a la actualidad” pero, insiste, es el “público el que va modificando la propia obra”.

En este sentido, Pou recuerda que su estreno en Barcelona coincidió con “el día siguiente de que se hiciera pública la sentencia del juicio del Procés”, por lo que mientras se desarrollaba la función, “las calles estaban llenas de fuego, quemando contenedores al lado del teatro. En ese ambiente, el público estaba viendo una función que le parecía escrita para ese momento”, apunta. En definitiva, para el actor, “el teatro es la representación teatral de cada día”.

Por eso, señala que “cuando estemos hablando de democracia, libertad del pueblo o tiranía de los dictadores, el público no podrá evitar pensar en las imágenes que vio ayer y que seguirá viendo hoy, mañana y pasado”.

‘Viejo amigo Cicerón’ se estrena en Málaga en el Teatro del Soho CaixaBank, con pases para los días 8 y 9 a las 19.00 horas, y el día 10 a las 18.00 horas. Con texto de Ernesto Caballero, bajo la dirección de Mario Gas y la interpretación de Josep María Pou, Alejandro Bordanove y María Cirici, la obra “mira al pasado para entender el presente”.

Pou advierte de que “no hay trajes de época ni columnas”, y la define como “un trampantojo teatral”: “es un texto contemporáneo que transcurre en un escenario contemporáneo, con personajes de hoy en día que se asoman a la redoma de la historia y se caen dentro, encontrándose en un mundo que no es el suyo y del que van entrando y saliendo para crear un espectáculo muy divertido”.

En la presentación de ‘Viejo amigo Cicerón’ también ha estado su director, Mario Gas, a través de videoconferencia, donde ha señalado que no es “amigo de los guiños” y aunque el acercamiento a Cicerón pretende ver lo que hay de actual en las convicciones y pensamientos del también político, “hemos intentado apartarnos de coyunturas”, manifiesta.

El director afronta este estreno con “ilusión, valentía y sentido de la responsabilidad. Y, por supuesto, amor por el teatro y la cultura”, ámbitos que Josep María Pou ha considerado hoy en día “una especie de ‘farmacia de guardia’, donde podemos encontrar una pequeña píldora que nos salva durante un rato de la extraña normalidad que nos rodea. Podríamos hablar de ‘teatros de guardia’ incluso”.