Quantcast

Melilla cierra la actividad no esencial a las 19,00 horas y adelanta el toque de queda

Melilla ha anunciado este jueves el endurecimiento de las restricciones para combatir el Covid-19 adelantando el toque de queda de las 23,00 a las 22,00 horas y cerrar toda la actividad económica –incluida la hostelería– a las 19,00 horas, salvo los establecimientos de alimentación, farmacias, gimnasios, gasolineras y educación que cerrarán a las 21,30 horas. Las medidas se mantendrán hasta el 20 de enero salvo prórroga de las mismas.

En el documento publicado en el Boletín Oficial de Melilla el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro (Cs), ha explicado que “una vez pasadas las fiestas navideñas se requiere dictar un nuevo Decreto del Presidente que venga a establecer criterios más restrictivos en cuanto a la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno, de la entrada y salida de personas en el territorio de la Ciudad Autónoma de Melilla y de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados”.

Pretende atender a que “es necesario seguir exigiendo a toda la población melillense responsabilidad y prudencia con el fin de controlar la tendencia en la trasmisión del virus y mejorar los datos epidemiológicos”.

La novedad más importante ha sido el endurecimiento del toque de queda. El decreto presidencial determina que el horario de limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno sea desde este 7 de enero entre las 22,00 horas y las 06,00 horas en el territorio de Melilla.

Durante ese tiempo, las personas únicamente podrán circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, que deberán justificarse adecuadamente, entre las que se encuentran la adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad; la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; la asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales, el retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de estas actividades; la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; una causa de fuerza mayor o situación de necesidad o el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades antes mencionadas.

CONFINAMIENTO PERIMETRAL

El decreto del presidente de la Ciudad mantiene igualmente la limitación de la entrada y salida de personas en el territorio de la Ciudad Autónoma de Melilla, tanto en avión como en barco. Recuerda que únicamente estarán permitidos aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, por motivos laborales, médicos, educativos, deportivos o cualquier otro que se pueda justificar, por causa de fuerza mayor.

Además, se impone la limitación de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados, bajándolos de seis a cuatro, salvo convivientes o razones muy determinadas, como trabajo, educación o deporte.

Por último, se ha decretado el cierre de todos los comercios a las 19,00 horas excepto alimentación, farmacias, gimnasios, gasolineras y educación que cerrarán a las 21,30 horas, mientras la comida a domicilio se podrá servir hasta las 22,00 horas en lugar de 23,00.

Melilla, según los datos facilitados este jueves por las autoridades sanitarias, tiene 377 casos activos de Covid-19 para una población de 85.000 habitantes.