Quantcast

Un juzgado estima una demanda de Satse contra Osakidetza

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Vitoria ha estimado la demanda de Satse y declarado que Osakidetza vulneró el derecho fundamental al ejercicio de la libertad sindical durante la gestión de la crisis del coronavirus, al no negociar “ninguna de las medidas impuestas” al personal sanitario durante la pandemia, según ha informado este sindicato de enfermería.

La sentencia declara la vigencia del derecho fundamental al ejercicio de la libertad sindical durante el estado de alarma y considera acreditado que el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza vulneró el derecho a la libertad sindical en su vertiente de negociación colectiva, tal y como ha indicado Satse en un comunicado.

El fallo –añade el sindicado– considera que esta vulneración se produjo “al no negociar” Osakidetza “ninguna de las medidas impuestas a su personal durante la crisis por covid, que supusieron una modificación de las condiciones laborales”.

SATSE ha destacado que aportó pruebas al juzgado relativas a la adopción de medidas unilaterales “que afectan de modo directo” a las condiciones laborales del personal de Osakidetza, sin que “se informara ni negociara” sobre las mismas con la representación sindical.

Los cambios afectaron a cuestiones como la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores de Osakidetza, el eventual agotamiento de las listas de contratación de la categoría de enfermero que provocó la contratación de estudiantes de 4º grado, prolongacionesde jornada, declaración de laborables de días festivos de Semana Santa de modo unilateral, o limitación y cancelación de las licencias y permisos del personal de Osakidetza.

“MALA FE”

La sentencia reconoce que “es aceptable (…) que se adopten medidas con carácter urgente -y cautelar- y que se informe de las mismas”. No obstante, señala que “una vez atendidas las necesidades más perentorias, debió iniciarse ‘ipso facto’ un proceso de negociación con los agentes sociales, a fin de alcanzar un acuerdo sobre las condiciones de trabajo de los diferentes profesionales sanitarios”.

En la resolución se insta a Osakidetza a “cesar en su actitud vulneradora del derecho y a restablecer su obligación de negociar y consultar sobre las medidas que afecten a las condiciones de trabajo del personal, también durante el estado de alarma”.

Según los extractos de la sentencia aportados por Satse, el juzgado indica que el hecho de que la mesa sectorial del pasado 7 de mayo se convocara “con apenas dos días de antelación” constituye “una muestra evidente de la falta de respeto, si no mala fe, de la Administración demandada para con Satse”.

En el fallo se añade que el hecho de que desde Osakidetza se indique que “en ese plazo irrisorio se pudo introducir por los agentes sociales más puntos al orden del día” es un comentario “que nace desde el más profundo cinismo, y que anuncia la falta de voluntad por negociar ningún punto”.