Quantcast

Grandes películas de cine español de la historia

El cine español da sus inicios como un reflejo de la realidad que se vivía en la sociedad de esa época, pues cine forma parte fundamental de la historia del siglo XX y nos son solo obras realizadas por captar la atención y ya sino que son parte de la cultura misma de España. Sus primeros pasos se dan para el año de 1986 en la ciudad de Madrid.

Historia del cine español

Historia del cine español

En España las primeras exhibiciones del cine se dieron por parte del húngaro Edwin Rousby, quien presento el Animatógrafo conocido también con el nombre de Teatrograph, el 11 de mayo  de 1896. Posteriormente el 13 de mayo Jean Busseret, trae imágenes del Cinematógrafo Lumiere, recorriendo todo la Península ibérica.

Para esa época muchos extranjeros e incluso nacidos en España dieron a conocer el nuevo invento por toda la península. Entre ellos podemos mencionar a Charles Kalb, Eduardo Moreno, Eduardo Gimeno, Antonio de la Rosa, Juan Minuesa, Alexandre de Azevedo, Joseph Sellier. Uno de ellos Alexander Promio fue quien trajo las primeras cintas rodadas entre Barcelona y Madrid.

A este primer evento del cine español solo pudieron asistir la gente poderosa, de clase social alta y empresarios de negocios de variedades y atracciones. Era un público muy pudiente que buscaba hacer un buen negocio, ya que Alexander Promio vendía tanto las películas como las cámaras de cine. Él fue el inicio de ello y le siguieron otros como: William Harry Short, Alexandre de Azevedo.

Joseph Sellier inicia los rodajes del cine español en el año de 1897 con la película El Entierro del General Sánchez Bregua para junio de ese año en curso. Otro precursor cinematográfico fue Eduardo Jimeno Correas, con la película Salida de la Misa de Doce de la Iglesia del Pilar de Zaragoza en el año de 1899, y luego Los Saludos. Para esa época las producciones eran documentales.

El cine español comienza con documentales de eventos o sucesos, fiestas o eventos políticos y culturales, este género se le conoció como vistas, lo cual llamaba más la atención que el cine de ficción ya existente pero poco popular entre el público. Ya que para el mismo el cine solo era solo considerado como una atracción momentánea y no el disfrute de un arte.