Quantcast

¡Un despilfarro! El carísimo regalo de Reyes de Aurah a Jesé Rodríguez y otros lujosos que han causado polémica

En la mayoría de las casas de España los Reyes Magos este año han sido algo más humildes de lo habitual. La situación económica de las familias españolas, después de un año difícil, no era la más boyante. Y regalos no han faltado, pero tampoco ha habido los derroches ni grandes regalos. Sin embargo, hay casas en las que la crisis no se ha notado, en las que el dinero ha seguido entrando a espuertas y han podido permitirse unos desaforados regalos de Reyes. Ahí está, por ejemplo, el regalo con el Aurah Ruiz ha querido sorprender al futbolista Jesé Rodríguez.

La celebritie canaria no escatimó en gastos para agasajar a su novio y padre de su hijo. Y no era para menos pues, después de varios años alejada de Rodríguez, estos últimos meses han retomado su relación y han vuelto a hacer vida de pareja normal y enamorada. La ocasión lo merecía, sin suda, y Aurah se rascó la cartera para ofrecerle a su pareja un regalo a la altura de las circunstancias. “Los reyes se portaron durísimo”, ha escrito en sus redes sociales el futbolista para dar a conocer el carísimo presente que le había dado su pareja.

El día de Reyes acaba mal

El día empezó para Aurah entre lujo y diamantes, pero terminó “entre vómitos y cagadas”. Y son palabras suyas literales. Según parece, Ruiz puso mucha atención en los regalos pero no tanta en la calidad de la comida que se llevó a la boca en el día de Reyes. Al final del día de ayer, Aurah Ruiz compartió con sus seguidores en redes unas imágenes en las que se la veía tumbada en la cama, con cara de encontrarse muy mal. “Mi día de reyes entre vómitos y cagadas. Literal”, escribió la colaboradora de Telecinco.

aurah-reyes

Más abajo detalla los motivos de su malestar: “Intoxicación máxima. No vuelvo a comer fuera de casa”. Habrá que ver cuánto tarde en incumplir su promesa. De momento, suponemos que Jesé ha tenido que emplearse a fondo para cuidar a su pareja y agradecerle así lo mucho que se ha esmerado en hacerle un regalazo de Reyes. El amor es así: una de diamantes y otra de vómitos.