Quantcast

Cómo secar las brochas de maquillaje

Todos los bloggers de maquillaje saben que lavar bien las brochas y conseguir que se sequen perfectamente, es uno de los secretos para que sus creaciones sean magnificas. No solo basta contar con un buen set de brochas, el mantenimiento de estas es fundamental para que se mantengan en buen estado y extender su vida útil.

Algunos profesionales recomiendan hacerle un mantenimiento a las brochas después de usarlas, pero realmente esto no es del todo necesario, puedes limpiarlas una o dos veces al mes. Pero Te estarás preguntando ¿por qué tanta higiene? Bueno, lo cierto es que al tener contacto directo con la piel, las brochas  suelen acumular algunos residuos de sebo y otras impurezas como la piel muerta, además de algunos aceites que suelen contener algunos cosméticos. Es por ello que de no realizar una limpieza constante de tus herramientas de trabajo, esto puede generar algunos problemas cutáneos como los puntos negros, las irritaciones o en el peor de los casos causar acné.

Pero ya no tendrás que precuparte de ello, con esta guía sabrás como hacerle un buen mantenimiento a tus brochas.

Limpieza de las brochas

Lavado de brochas

Este trabajo no es para nada complicado, solo debes seguir estas indicaciones para poder conseguir que tus herramientas artísticas estén al punto:

  1. Para comenzar  puedes usar algún jabón suave, cualquiera puede servir. Si no cuentas con este producto puedes usar un poco de champú o un jabón para platos neutro. Aunque si cuentas con algo de dinero puedes conseguir en el mercado algunos productos fabricados particularmente para este trabajo.
  2. A continuación puedes usar un guante rugoso, pero no es completamente necesario. Solo tendrás que aplicar un poco jabón y mojar el pelo de la brocha para comenzar a limpiarla. Frótala con movimientos circulares sobre la palma de tu mano. De esta forma conseguirás generar espuma y los restos de maquillaje acumulado se desprendan de las hebras.
  3. Luego solo tendrás que enjuagar la punta para terminar de sacarle el jabón y los restos. Puedes usar una toalla para ayudarte con este trabajo.

Secado de las brochas

Secado de brochas

Ahora bien, una vez que las hayas limpiado debes proceder a secarlas, para ello debes tener en cuenta que no debes dejarlas bocarriba. Puedes colocarlas de forma horizontal y en un lugar ventilado, además de que deben estar bien separadas.

Para este paso puedes recurrir a un truco bastante práctico y útil. Vas a necesitar lo siguiente

  • Una tabla de cocina para cortar
  • Gomas elástias.

Una vez que tengas estos elementos puedes proseguir:

  1. Este método es muy sencillo, una vez que hayas limpiado bien tus brochas puedes tomar la tabla de cortar y colocarla de forma horizontal.
  2. Coloca las gomas elásticas en la misma dirección. Con tres gomas elásticas es suficiente.
  3. Luego deberás poner las brochas entre las gomas elásticas, intercalando entre estas, o sea, que la primera brocha vas a introducirla únicamente en la tercera y primera goma, mientras que la segunda irá solo debajo de la segunda. Así sucesivamente las colocarás todas en este orden.
  4. Finalmente solo tendrás que colocar las brochas bocabajo para que de esta forma las hebras de estas queden en esa dirección y mantengan su forma original al secarse.

Y listo, así de sencillo es secarlas.

Tips para conservar tus brochas

Consejos para cuidar brochas

Ahora que sabes cómo limpiar bien tus herramientas para maquillas, puedes seguir estos consejos para asegurarte de alargar su vida útil por mucho más tiempo. Y para que logres esto puedes seguir estas instrucciones:

  • Al momento de lavarlas debes evitar ejercer mucha presión sobre el pelo, o de lo contrario podrá deformarse. Lo mejor es que dejes el pelo de tu brocha bajo el agua del grifo y bocabajo.
  • Siempre debes colocarlas a secar de forma horizontal o cangándolas, así mantendrán su forma.
  • Puedes lavas tus brochas cada semana o cada 15 días, lo importante es que las mantengas siempre limpias.
  • Una vez que las hayas usado y aplicado el su respectiva limpieza y secado, debes guardarlas en sus fundas especiales y que así el pelo de estas no se deforme.
  • Para conservarlas durante mucho tiempo, es recomendable que las guardes en un lugar seco, libre de humedad y que  cuente con suficiente espacio para que no estén presionadas.
  • En caso de que estén demasiado sucias puedes desinfectarlas con un poco de agua con alcohol. Solo tendrás que dejarlas remojar por un par de minutos para que la suciedad se desprenda de las brochas.
  • Debes tener mucha precaución de no mojar la virola, que es el segmento que une los pelitos de la brocha con el mango, esto se debe a que el agua y otros agentes pueden causar que se desgaste el pegamento que sujeta ambas partes y termines arruinando tu brocha.

¿Cómo te han quedado esas brochas?