Quantcast

Te delatan: las partes de tu cuerpo que no ocultan tu edad

Hay gente tan afortunada que cuenta con una cara de niño que aparenta menos edad de la que tiene. Esto se mantiene por mucho tiempo. Incluso personas ancianas nunca dirías que tienen más de 70 u 80 años debido a sus rasgos faciales. Pero hay otras zonas del cuerpo que sí que muestran los signos de envejecimiento. Y no tardan mucho en aparecer. Desde que tenemos 20 años empiezan a formarse algunas arrugas y patas de gallo alrededor de los ojos. No podemos hacer nada para luchar contra ellas que no sea pasar por el quirófano.

En nuestra sociedad se ha impuesto el ser joven eternamente. Hay que mantener una cara totalmente tersa y sin arrugas, pero se olvidan de otros lugares que muestran claramente que tenemos más edad de la que aparentamos. Hay un famoso concurso en televisión que se trata de ello. Se busca averiguar la edad de la persona tan solo mirándola desde lejos. Pero si nos acercáramos daríamos con esos signos que muestran nuestra verdadera edad. Vamos a dar un repaso por esos lugares del cuerpo que muestran nuestro envejecimiento progresivo. Se les acabó el truco a las influencers y a las folclóricas.

Codos

codo

Los codos son uno de los lugares en donde primero se observa el envejecimiento de nuestra piel. Y es que, cuando somos jóvenes, la piel alrededor de esta zona es muy suave y tersa. Sin embargo, esto cambia con los años.

Cuando ya la piel empieza a perder su elasticidad, esta zona se ve más arrugada y más floja. Esto se da por la fricción de esta zona con la ropa o por estar mucho tiempo apoyados en el escritorio.

La piel de esta zona se seca y se vuelve flácida. Pero esta zona no solo se ve afectada por la piel, también las pérdidas bruscas de peso hacen que se nos queden las carnes colgantes y la piel de codo arrugada.