Quantcast

Cómo abrir un candado sin llaves

A todos les ha pasado que en algún momento perdieron la llave o las dejaron adentro, si esto te acaba no pasar no debes entrar en pánico. Puedes abrir el candado del portón sin la necesidad de usar las llaves. Debes tener en cuenta que este procedimiento puede tardar un poco y no es tan sencillo como lo hacía MacGyver. Además debes ser consciente de que esto solo debes hacerlo en caso de una emergencia, ya que de usar este método para acceder a propiedad privada es considerado como un acto ilegal.

Aditamentos

Clip para abrir candado

Para abrir un candado sin llaves puedes recurrir a los siguientes elementos:

  • 2 clips de oficina.
  • 1 par de pinzas (opcional).

Uno servirá como llave de tensión mientras servirá como ganzúa, mientras que las pinzas te servirán para doblar y darle forma a los clips. Debes asegurarte de que los clips sean lo suficientemente  delgados para que puedan entrar por la cerradura del candado y que al mismo tiempo sean lo suficientemente largos como para que puedan entrar en la cerradura y accionar el mecanismo interior

Primer paso: llave de tensión y ganzúa

Doblar clip para abrir candado

Para hacer tu llave de tensión debes desdoblar uno de los clips por ambos lados para que tenga la forma de un alambre recto, pero con una curvatura en uno de los extremos. La curvatura debe tener 90° aproximadamente y medir 1 cm de largo. También puedes desdoblar el borde de uno de tus clips para que la parte recta sobresalga unos 90°, esto sería una lleva de tensión básica que aunque puede ser funcional no es la más recomendada.

Para la ganzúa debes desdoblar el otro clip, para ello tienes que desdoblar el segmento largo del  clip, tienes que hacerlo 2 veces para que sobresalga una parte recta. La parte recta es la que debes insertar en el cerrojo del candado para poder accionar el mecanismo. También puedes realizar un pequeño doblez en la punta de tu ganzúa, de esta forma será más sencillo accionar los pasadores que están en el interior del cerrojo del candado.

Segundo paso: Comienza con el procedimiento

Usar clip para abrir candado

Ahora que ya tienes listas las herramientas para abrir el candado sin usar la llave, debes comenzar con el procedimiento. Para ello debes inducir la llave de tención en el interior del cerrojo del candado, que es conocida como línea de corte. Con la llave tención deben aplicar un poco de presión, debes hacerlo en la dirección en la que se acciona el mecanismo del candado para abrirse. Ten en cuenta que esto puede tomarte un poco de tiempo ya que debes intentar unas cuantas veces para saber cuál es la cantidad exacta de presión.

Evita ejercer mucha fuerza o corres el riesgo de que el clip se tuerza y se deforme, pero tampoco lo hagas muy despacio o no podrás aplicar la suficiente cantidad de presión, por lo que no podrás accionar el mecanismo de la cerradura del candado. Lograr girar la llave de tensión puede ser un poco complicado si no recuerdas en qué dirección es que se abre el candado.

Ahora que la llave de tensión está en su lugar debes introducir  la ganzúa en la parte superior del cerrojo del candado para así comenzar localizar los pasadores. Para ello debes rastrillar con la ganzúa y moverla hacia arriba rápidamente. Posiblemente tengas que hacer esto un par de veces hasta que logres dar con los pasadores. Ten en cuenta que cuando se dice “rápidamente” no quiere decir que debas hacerlo de un solo golpe, solo debes realizar el movimiento con la suficiente velocidad como para que el movimiento sea suave. No olvides mantener la presión en la llave de tensión, de lo contrario no podrás abrir el candado.

Tercera parte: Acciona los pasadores

Abrir candado con clip

Una vez que hayas localizado los pasadores con tu ganzúa debes proceder a intentar abrir el cerrojo. Algunos cerrojos cuentan con al menos unos 5 pasadores, debes ejercer presión sobre estos con ayuda de la ganzúa.

Con la llave de tensión debes ejercer presión rotativa mientras con la ganzúa presionas los pasadores. Tienes que mover la ganzúa poco a poco para desbloquear cada uno de los pasadores. Mientras lo haces, es posible que sientas un sutil movimiento en el momento que los pasadores regresen a su posición de desbloqueo, en algunos casos se podrá oír un sonido de “clic”. Cuando escuches ese chasquido, tienes que girar la llave de tensión para así poder abrir el candado.

Y listo, así es como puedes abrir un candado sin llaves. Lo cierto es que este procedimiento puede tardar un poco si no tienes experiencia en ello, pero con el tiempo se te hará más fácil. Los expertos solo necesitarán aplicar movimientos rápidos pero sutiles, mientras que si eres no poseer conocimientos es posible que debas realizar algunos movimientos deliberados hasta que puedas dar con los pasadores.

Tampoco te frustres si no puedes lograrlo a la primera, no muchas personas son capaces de hacerlo al primer intento. Y si no te sientes con la suficiente seguridad puedes llamar a tu cerrajero de confianza si crees que puedes dañas el cerrojo del cando.