Quantcast

Cómo colocar la tela asfáltica

Las cubiertas, los tejados y las terrazas son zonas de la vivienda que están constantemente expuestas a la humedad, lo que provoca que surjan goteras y filtraciones. Para evitar este problema, es importante mantener una buena impermeabilización. De todos los productos entre los que puedes elegir para impermeabilizar, la tela asfáltica es uno de los más efectivos. A continuación te explicamos el paso a paso que debes seguir para colocar este tipo de tela.

Antes de comenzar, ten en cuenta cuánta tela necesitas. Para ello, mide la superficie y comprueba los metros que te harán falta. Como consejo, incrementa un poco el material para cubrir cualquier tipo de imprevisto. No te olvides de sumar la superficie de las juntas con paredes, esquinas, etc… Lo normal es que sumes 20 cm más en todo el perímetro donde haya juntas con paredes. Además, súmale 10 cm de solape que deben llevar las planchas de tela entre sí. 

¿Dónde colocarla?

Terraza

La tela asfáltica se puede colocar generalmente en todo tipo de lugares, ya sean suelos, paredes, suelos de terraza o cubiertas de tejados. Los soportes también pueden ser muy variados, desde el hormigón al mortero, ladrillos, aglomerados, paneles de USB, etc.

Debe de estar en buen estado, y en caso de que no lo esté, repárala antes de empezar el trabajo. Extrema la limpieza y barre con un cepillo la superficie para que no queden restos de objetos pequeños que puedan picar la tela y provocar goteras. 

Aplica una capa de preparador bituminoso

Guantes

Este producto líquido de base acuosa está reforzado con resinas y betunes que ayudan a mejorar la adherencia de la tela asfáltica y su estanqueidad. Es conveniente aplicarlo con temperaturas superiores a los cinco grados.

Por esto, precisamente tendrás que evitar los días de lluvia para usarlo. Recuerda usar guantes y dejar secar siguiendo las indicaciones del fabricante. Cada fabricante tendrás sus propias instrucciones pero casi todos tienen unas normas de uso bastante parecidas.

Ten en cuenta la superficie para la tela asfáltica

Cómo colocar la tela asfáltica

Si tienes una superficie con caída debes empezar a cubrir desde el punto más bajo. Por ejemplo, en una terraza con sumidero empieza desde el sumidero hasta los extremos. Si es una cubierta inclinada, lo mejor es empezar desde el extremo del alero.

De esta manera, el agua se deslizará de unas láminas a otras como si fuera una fila de tejas. Simplemente, vas a tener que fijarte bien en lo que es el tipo de superficie donde vas a instalar la tela asfáltica.

Coloca el extremo del rollo de la tela asfáltica en el punto de partida

Cómo colocar la tela asfáltica

En primera instancia, mide y corta con un cúter la tela asfáltica necesaria. Es conveniente que aproveches al máximo posible la tela sin cortar para evitar juntas. Después, levanta el rollo y aplica calor en la base bituminosa.

Cuando se empiece a derretir el alquitrán, ve apretando los extremos presionando con las manos y remata con la paleta. Aplica calor y ve colocando más piezas hasta completar una fila. Cuando hayas colocado una fila, podrás pasar al siguiente paso.

Solapa la tela y ten en cuenta las zonas con ángulos

Cómo colocar la tela asfáltica

Una vez colocada una fila debes seguir el mismo proceso con la siguiente, pero solapándola unos 10 cm para garantizar la estanqueidad de las juntas. Aplica calor y continúa hasta que tengas todas las filas. 

Para colocar la tela asfáltica en este tipo de zonas más complejas, es importante que cubras 20 cm de pared. Para ello, separa la pieza de tela de la superficie y aplica calor en la parte que tocará el suelo. Después, aplica calor en la parte que va a la pared y ve apretando con la paleta. 

Si te resulta más fácil trabajar con piezas más pequeñas, otra opción es que cortes piezas de 30 cm, diez para solapar sobre la pieza y veinte para subir por la pared. La pieza de la pared debe solapar la del suelo, nunca al revés. 

Pon la tela en las esquinas y rincones

Cómo colocar la tela asfáltica

Para rematar la esquina, necesitas una pieza con forma de L. Para ello, haz un corte recto de 20 cm en la parte de la tela que irá sobre la pared. Para ajustar el rincón, haz una doblez para adaptar la tela y corta el sobrante. Después, levanta la tela, aplica calor y pégala rematándola con la paleta todo lo que sea necesario.

Corta una pieza de 50×30 cm. De esos 50 cm, 25 quedarán en el lado de la esquina. De los 30 cm, 20 son para que cubra la pared y 10 para solapar la capa del suelo. Para poder ponerla en la pared, haz un corte de 10 cm en el centro de la pieza y aplica calor en todas las piezas hasta que queden bien adheridas. Dale un repaso con la paleta.  Estos son los lugares más propicios para las filtraciones, por lo que deberás extremar el cuidado. Como consejo general, refuerza todas las juntas y puntos que puedan ser más débiles. Y con esto ya habrás terminado de colocar tela asfáltica en cubiertas y tejados.