Quantcast

Qué es un prejuicio

Un prejuicio es un juicio o una opinión mayormente negativa que atenta contra una o varias personas que integran un determinado grupo. Son comentarios formados sobre algo o alguien de manera anticipada y sin el debido conocimiento.

Los prejuicios suelen atentar contra personas que no forman parten del círculo ‘de referencia’, es decir, van directos a atacar a personas por su religión, cultura, clase social, orientación sexual, entre otro.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES UN CHAMÁN

Casi siempre, un prejuicio surge antes de tener la oportunidad de experimentar la realidad directamente. Suelen atentar o ir dirigidos hacia un individuo, luego se atribuyen a todo el grupo al que pertenece ese individuo, y posteriormente se aplican a todos los individuos del grupo.

Se dice que los prejuicios forman parte de los procesos mentales ‘inconscientes’ del ser humano y que modifican su capacidad de percibir la realidad. Un prejuicio siempre ha sido el objeto de críticas y estudios, debido que a partir de ellos es que nacen los movimientos y políticas extremistas.

Un prejuicio suele tener raíces en lo afectivo y a través de ellas se refuerzan ideas infundadas, que poco o nada tienen que ver con lo que puede experimentarse en la vida real.

Prejuicio, el mal que desata el rechazo

Prejuicio, el mal que desata el rechazo

Cada persona es libre de opinar y pensar diferente referente a un determinado tema. Sin embargo, lo que no es aceptable es que dichas opiniones atenten contra una persona que es diferente o vive de una manera distinta a los ‘patrones’ que considera la sociedad que son correctos.

Un prejuicio casi siempre suele ser cargado de desprecio, aversión y hostilidad y muchas veces son el punto de partida de una lucha. Es decir, suelen ser en su mayoría los puntos de partida para cuestionar y luchar por lo que es considerado ‘correcto’.

Los prejuicios se aceptan o se rechazan, pero debido al nivel de hostilidad que generan terminan casi siempre en confrontación. Son carentes de argumentos y son basados en opiniones personales cargados de emoción y que distan de la realidad.

Se dice que un prejuicio tiene su origen en la crianza y muy a menudo en la cultura que se hereda. De acuerdo a doctrinas aprendidas , traumas personales, sociales o hasta históricos.

Una persona con prejuicio es aquella que no tolera las personas de culturas distintas a la suya. Suelen tener conflictos con personas que tienen religiones, aspectos físicos y orientación sexual muy diferente a la ‘acostumbrada’.

Tienden a tener pensamientos agresivos, emiten ofensas y asocian las tendencias negativas contra un determinado grupo. Estas personas son capaces de marcar distancia, romper relaciones de amistad y hasta sentimentales en caso que no se sientan apoyados por sus extremos pensamientos.

Prejuicio en la sociedad

Prejuicio en la sociedad

Algunos ejemplos de casos de prejuicio en la sociedad son:

El racismo. Uno de los más notorios y existentes en las sociedades avanzadas actuales. Son aquellas que atentan contra ciertas razas por su color y etnia, en algunos casos son objetos de discriminación y persecución.

Xenofobia. La aversión y desconfianza hacia los extranjeros , hacia aquellos que pertenecen a otras culturas diferentes. La xenofobia parte de una inseguridad, malestar y es una idea que se alimenta de discursos que distan de la realidad.

Homofobia. Es el desprecio y aversión a las personas homosexuales , rechazando por completo su libertad de sentimiento hacia personas del mismo sexo. Discriminación , rechazo y hasta impedimento de vivir normalmente por sus preferencias.

Prejuicio y estereotipo ¿cuál es la diferencia?

Prejuicio y estereotipo ¿cuál es la diferencia?

El prejuicio es un juicio o valoración sin experiencia directa o real, generalmente negativo. También implica una emoción de carácter negativo sobre un grupo o persona. Es un punto de vista personal sobre alguien o algo. Ejemplo: «Marta no me cae bien porque es homosexual».

Mientras que el estereotipo es una imagen mental muy simplificada. No se puede estereotipar a una persona, ya que se trata de una imagen compartida por una colectividad. Ejemplo: «Los gitanos son todos unos ladrones».

Conocer, aceptar y convivir

Conocer, aceptar y convivir

El mundo ha cambiado lo suficiente y hoy día hay diversidad de pensamiento pese a que aún, en algunas regiones, la doctrina de lo socialmente correcto impere. No se es más o menos que otro por el color de piel, creencias, gustos y orientación sexual.

El conocimiento es amplio y existe gran información sobre la diversidad. El mundo conforme avanza se actualiza y eso deben hacer cada uno de los seres humanos en la tierra. Aunque mucho se esmeren los grupos radicales o el desconocimiento trate de marcar el pensamiento, cada uno debe darse la oportunidad de aclarar y descubrir posturas distintas.

Conocer, aceptar y convivir son parte de los propósitos actuales en una sociedad en crecimiento, pues nada atrasa más que el prejuicio y la ignorancia sobre un determinado tema. Cada día surgen más personas diferentes, añorando tal vez los mismos sueños que otros, queriendo cambiar el mundo y vivirlo de una mejor manera pero a su gusto.

Lo más sensato es conocer las ideas, gustos y preferencias. Estudiarlo desde la parte más humana , aceptar que todos somos diferentes y que todos vemos la vida de una manera distinta y convivir con ello. De eso se trata el mundo, de aceptar y vivir en medio de un ecosistema amplio y variado.