Quantcast

Qué es un infinitivo

En gramática, se considera infinitivo a la estructura verbal no finita, la cual posee características propias de un sustantivo, faltando algunos de los rasgos típicos de un verbo. Por norma lexicográfica, el infinitivo es considerado en muchas lenguas, la manera de enunciar un verbo, y por consiguiente, la que aparece como entrada o frase del diccionario. El verbo no está conjugado para concordar con sujeto alguno dentro de una oración.

Ejemplos de infinitivo en español son:

  • Querer es poder.
  • El comer y el rascar todo es empezar.
  • Ver’ para creer.

Hay que tomar en cuenta, que no siempre el infinitivo no siempre tiene estas características en un idioma en particular. Existen idiomas que no tienen un infinitivo estricto, ejemplo, el griego moderno, éstos utilizan diferentes estrategias para ubicar un verbo en una oración sustantiva.

Terminología

Terminología  de infinitivo

La etimología de la palabra infinitivo, tiene procedencia del adjetivo latino īnfīnītīvus, el cual se traduce como “sin límite”, considerado en muchas oportunidades, como uno de los “modos” de la gramática latina, indicando esta palabra un término genérico, con el cual indicar una forma gramatical. Por consiguiente, īnfīnītīvus  era la abreviatura para referirse al “modus īnfīnītīvus”.

El nombre hace referencia al hecho, de que el infinitivo no está limitado, por consiguiente, es “sin límite”, siendo esto por diversas categorías gramaticales en los verbos en forma personal, cabe destacar que, en latín, el infinitivo no expresa modo, persona, ni número. El término latino “īnfīnītīvus” era una traducción del término gramatical griego ἀπαρέμφατος (scil. κλίσις) (= “aparémfatos” [scil. “clisis”], es decir, “que no indica nada además”. Por consiguiente, al no tener otras marcas morfológicas, el infinitivo solo puede indicar el contenido semántico del verbo.

En algunas clasificaciones gramaticales, se determina un verboide una forma no completa del verbo, debido a que el infinitivo carece de información gramatical, o contextual: quién realiza la acción, cómo, cuándo, de qué modo, etc. Limitándose solo a darnos el sentido semántico, es decir, de significado, del verbo.

Infinitivo en varias lenguas

el infinitivo en varias lenguas

Español

El infinitivo español se puede considerar un ejemplo característico del infinitivo, pues reúne la mayoría de sus características prototípicas. En español el infinitivo se considera una forma verbal que no tiene fin, y que carece de concordancia gramatical: marcas morfológicas de género, número, caso, persona, modo, tiempo y aspecto.

Por consiguiente, cualquier variación en la interpretación temporal, modal, etc del infinitivo no se muestran en cambios morfológicos, ejemplos:

  • Con valor de pasado: Ayer no pude ‘ir’ al cine.
  • Valor de presente continuo: No para de ‘llover’.
  • Con valor de futuro: Mañana me tomo la tarde libre para ‘ir’ al teatro.

En griego antiguo

En este idioma, el infinitivo expresa tiempo y voz, existen infinitivos de presente activa y media, de aoristo activa, media y pasiva, ente otras, aunque no expresan modo, persona o número. Por lo tanto, equivalen siempre a un neutro singular, ya que, pueden recibir el artículo, ocupando en la oración todas las posiciones características de un sustantivo. Por consiguiente, el griego moderno ha perdido el infinitivo, expresándose sus funciones fundamentalmente con la combinación de formas personales y, determinadas partículas.

Seri

En la lengua seri del noreste de México, existen varias formas de infinitivos, las cuales se emplean en dos tipos de construcciones, uno de los verbos significa ‘querer’, mientras que el otro significa ‘ser capaz’.  Por lo cual, el infinitivo se forma añadiendo un prefijo a la raíz: (a) iha- [iʔa-], lo que puede producir un cambio vocálico en ciertas raíces con vocal inicial, si la oración subordinada es transitiva, o (b) ica- [ika-], la cual no tiene cambio vocálico si la si la oración subordinada es intransitiva.

Ejemplos de infinitivo en español

Cabe destacar, que el infinitivo puede hallarse en solitario como al comienzo del diccionario, su culminación siempre terminará en -ar, -er o -ir, ejemplo: hablar, comer, escribir. Por consiguiente, forman los “nombres” de dichos verbos.

Caso contrario, cuando se encuentran dentro de una oración pueden aparecer de distintas formas:

  1. Haciendo las veces de sujeto:  generalmente, va a acompañado de un artículo, o bien, dentro de un sintagma nominal de algún tipo. Ejemplo de esto: “Decir adiós es difícil” o “El buen comer es asunto de ricos”.
  2. Haciendo las veces de objeto directo: por lo general, acompañado de otro verbo del cual forma parte un objeto en lugar de sujeto, respondiendo a la pregunta ¿qué cosa? o ¿a qué cosa?, Por ejemplo: “Quiero quedarme hoy en casa” o “Ana va a decir algo muy importante”.
  3. Veces de atributo: sucesivo de un verbo copulativo, como, por ejemplo, el verbo “ser/estar”, o como parte de un sintagma atributivo, el cual le atribuye propiedades a un sustantivo, ejemplo de ello: Crecer es vivir a tu manera”, aquí se presenta un primer infinitivo, como sustantivo, y luego otro, como atributo.  
  4. Como voz imperativa: en este caso se utiliza para dar una instrucción, como, por ejemplo:“¡A levantarse, hijos míos!” o “¡A correr!”.

Por consiguiente, el infinitivo se puede usar de dos formas; la simple como: “amar”, “beber”, “partir”, o la compuesta, la cual es dotada de auxiliar seguido de un participio, ejemplo: “haber amado”, “haber bebido”, “haber partido”.

Oraciones con verbo en infinitivo

  • María y Victoria están aprendiendo a tejer.
  • Comer bien y lavarse las manos te evitarán enfermedades.
  • No todo el mundo puede incorporarse al proyecto.
  • ¿Por qué no te quieres devolver a casa?.
  • ¡Hasta cuándo vas a comer, muchacho!.
  • Cortejar a la hembra del modo adecuado le permitirá al macho reproducirse.
  • Después de dormir tanto tiempo, deberías estar.
  • ¡A dormir, que ya son las diez!.
  • Tras tomarse aquella pócima, nuestros héroes se sintieron a punto de morir.
  • Seguirme a todos lados no hará que cambie de opinión.
  • ¡Volver a amar, qué más quisiera!.
  • ¿Has pensando en dónde vamos a poner la pecera?.

Conoce qué es un verbo transitivo presionando clic aquí