Quantcast

Qué es una escort

En la actualidad se le conoce como escort a las personas que indiferentemente de su sexo, actúa como un acompañante remunerado, o sea, que es alguien a quien se le pagas para que acuda contigo a alguna reunión, una fiesta incluso hasta para salir de viaje fuera de la ciudad. Cabe destacar que en el acuerdo puede haber sexo de promedio, aunque esto no es en todos los casos.

Orígenes

Orígenes del escort

Es por ello que muchas personas en la actualidad consideran esta profesión como “prostitución de lujo”. Este no es un tema reciente, los servicios de compañía han estado desde hace muchísimo años atrás, cuando los adinerados solicitaban en aquel entonces, damas de compañía para que estuviera a su lado durante eventos, fiestas o reuniones. Es por ello que a cambio estas señorías debían poseer no solo muy buen aspecto, sino también un gran intelecto para sostener charlas interesantes y mantener entretenidos al resto de los invitados, manteniendo así un buen ambiente social.

Pero estos servicios no eran únicamente para las reuniones o fiestas, también servían para consolar la soledad de los hombres, acompañar a algunas veladas donde cenaban, ver una película en el cine o simplemente tener una conversación profunda.

Diferencias entre los servicios escort y la prostitución

Diferencias entre la prostitución y el escort

Hay quienes piensan que el trabajo de escort está un peldaño más arriba de la prostitución, aunque algunas personas consideran que en realidad existe una delgada línea entre ambos trabajos, que fácilmente puede ser borrada.

El medio para solicitar los servicios es lo que algunos consideran que es algunas de las diferencias entre ambos labores, para contratar a un determinado servicio se debe recurrir a un lugar especifico o a través de un medio particular.

 En el caso de los trabajadores sexuales, solo se necesita acudir a la calle o a sitios particulares como burdeles, aunque hoy en día se puede hacer mediante el internet. En ocasiones existe un tercero que administra el dinero y garantiza la seguridad del o la trabajadora sexual.

Mientras que en el caso de los escort no existe un lugar particular como los burdeles. En lugar de ello los escort suelen entablar los términos de sus servicios durante una cita pautada en un lugar público, como un café o restauran. Aunque también suelen hacerlo vía telefónica o en el mayor de los casos: internet, específicamente mediante las redes sociales.

Pero no es solo el lugar o los medios en los cuales se llevan a cabo los acuerdos de los servicios, sino también el costo. Siempre será mucho más costoso solicitar los servicios de un o una escort, en lugar de los de la prostitución. El servicio de escort no solo cobra por el tiempo, cobra por prestar su aspecto ante el público.

Por norma general, las personas que se ofrecen como compañía lo hacen por su voluntad. Y no es hasta más adelante, si lo permite, que se integren los servicios sexuales, que es esta una de las características que más diferencian esta profesión con respecto a la prostitución.

El servicio de escort en internet

Servicios de escort en internet

Hoy en día existen agencias para la contratación de acompañantes, estas cuentan con sus propias páginas web o redes sociales. En los últimos años en internet se convirtió en el medio más importante para los prestadores de estos servicios, y también lo ha sido para los clientes que están dispuestos a pagar. En estos sitios se pueden conseguir fotos de quienes prestan el servicio, algunas pueden ser casuales mientras que otras pueden ser más subidas de tono.

El internet son incontables las los sitios en los cuales se pueden conseguir un Escort, estos pueden abarcar una zona en particular o amplias regiones. En las redes sociales es normal conseguir algún medio de contacto con el cual puedan pautar alguna cita con el cliente.

Este medio ha revolucionado no solo la industria del sexo, sino también de los acompañantes.

La controversia detrás del escort

El escort y la esclavitud

Si bien, como ya se ha mencionado anteriormente, no todos ven con buen ojo a las personas que se dedican a esta profesión, en particular cuando hay sexo por dinero. Pero en realidad esto es solo una inquietud moral.

La verdad es que existen otras preocupaciones con respecto a este asunto. Esto se debe a lo expuestas que están estas personas y lo involucrada que suele estar esta profesión  con la trata de personas, o sea, con la esclavitud. España se ha convertido en los últimos años en el país con mayor demanda de servicios de prostitución en Europa según los datos recabados por la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituída.

Pero a nivel mundial se estima que una gran parte de las prostitutas ejerce en contra de su voluntad, la gran mayoría de estas son niñas y niños que han sido secuestrados o engañados, que luego ser violadas terminan siendo explotadas como trabajadoras sexuales.

En España, tanto los servicios de escort como la prostitución, son actividades no reguladas; no hay un marco legal, por ende no está prohibido, pero tampoco se encuentra legalizado. Es por ello que una de las consecuencias de esto, y el peligro que corren estas personas que al encontrarse en un limbo, están favoreciendo sus servicios, pero al mismo tiempo se encuentran desprotegidas.