Quantcast

Nuevos productos de tecnología UV-C frente a la Covid

El fabricante de iluminación Signify sigue acelerando el proceso de adopción de tecnología UV-C para la desinfección mediante el lanzamiento de nuevas luminarias y equipamientos para el mercado profesional, así como de una lámpara de mesa para el uso particular en los hogares, que estará disponible a partir del 15 de enero en Amazon por 119,99 euros.

La tecnología UV-C es efectiva en la desinfección de aire, objetos y superficies, lo que representa una capa extra de seguridad en la desinfección de espacios como oficinas, colegios o el transporte público, entre otros. La efectividad de las soluciones UV-C de Signify en la inactivación del SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19, ha sido validada por la Universidad de Boston.

“Hemos aprovechado nuestro conocimiento y experiencia en la tecnología UV-C, creando diferentes gamas de productos disponibles para profesionales, que apoyen a oficinas, colegios, transporte público, tiendas minoristas y otros muchos negocios, en su esfuerzo por desinfectar sus espacios”, comenta Josep M. Martínez, presidente y director general de Signify en España y Portugal.

SOLUCIONES PROFESIONALES

La gama de productos UV-C proporciona soluciones efectivas en la desactivación de virus y bacterias, gracias a que incorporan lámparas que emiten en las longitudes de onda de los 254 nanómetros, muy próxima al máximo de la acción germicida del ultravioleta. De esta forma, las soluciones son adecuadas para múltiples aplicaciones, en la desinfección de aire, objetos y superficies.

Las luminarias Philips UV-C para la purificación del aire se instalan en techo o pared, a una altura mínima de 2,3 metros, lo que, en combinación con sus ópticas y protección, permite la presencia de personas y la actividad habitual de las mismas en la parte baja de las estancias. Estas luminarias, se encargan de purificar continuamente el aire en las capas superiores.

En cuanto a la desinfección de superficies, las regletas de Philips UV-C permiten la desinfección de áreas cuando no haya presencia de personas y animales. La desinfección se realiza en un espacio cerrado y durante un tiempo controlado. Por otro lado, la cámara de desinfección de Philips UV-C BioShift, permite llevar a cabo la desinfección de objetos de uso profesional y compartido en cuestión de minutos. Está disponible en dos variantes: pequeña (220 litros) y grande (1.000 litros).

ESTA TECNOLOGÍA LLEGA A LOS HOGARES

Por último, Signify quiere acercar esta tecnología a los hogares con su nueva lámpara de mesa de desinfección, que ayudará a los usuarios a desinfectar sus hogares frente a virus y bacterias de forma efectiva. Este dispositivo es fácil de usar, con un panel de control preciso y una audioguía incorporada, tal y como explica la compañía.

Como la exposición a la radiación UV-C puede ser perjudicial para los ojos y para la piel, los usuarios no son solo avisados por la audioguía para que salgan de la estancia antes de que la tecnología se pongo en funcionamiento, sino que cuentan con un nivel adicional de protección por la que, a través de los sensores incorporados, la lámpara se apaga de forma instantánea cuando estos sensores detectan movimiento de personas y mascotas en la habitación.

El tiempo para desinfectar la habitación de una casa dependerá del tamaño de la estancia y del tipo de objetos y superficies presentes en ella. Por ejemplo, un salón de tamaño estándar necesita una exposición de 45 minutos a la tecnología UV-C para ser higienizado, un dormitorio necesita 30 minutos y un baño, en torno a 15 minutos.

TESTADO JUNTO A LA UNIVERSIDAD DE BOSTON

El fabricante Signify -anteriormente Philips Lighting – anunciaba el pasado mes de junio la efectividad de la luz ultravioleta UV-C, tras una investigación conjunta con la Universidad de Boston (Estados Unidos) realizada por el doctor Anthony Griffiths, profesor asociado de Microbiología de la Facultad de Medicina.

Durante su investigación, trataron el material inoculado con diferentes dosis de radiación ultravioleta UV-C a través de dispositivos desarrollados por Signify, y evaluaron la capacidad de inactivación en diversas condiciones. El equipo aplicó una dosis de 5mJ/cm2, lo que resultó en una inactivación del virus SARS-COV-2 del 99 por ciento en seis segundos. Sobre la base de los datos, se determinó que una dosis de 22mJ/cm2 provocaría una reducción del 99,9999 por ciento en 25 segundos.

“Los resultados de nuestras investigaciones muestran que, por encima de una dosis específica de radiación UV-C, se producía una inactivación completa de los virus y, en cuestión de segundos, ya no podíamos detectar ningún rastro viral”, afirmaba el doctor Anthony Griffiths. De esta forma, el estudio confirmaba la efectividad de las lámparas UV-C “como una medida preventiva para las empresas e instituciones que quieren proporcionar espacios libres de virus”, añadía Eric Rondolat, CEO de Signify.