Quantcast

Cómo hacer el original pan de cristal paso a paso

El pan de cristal debe su nombre a su fina y crujiente corteza, tiene una miga poco densa y con grandes agujeros en su interior. Este pan no suele ser como el resto, pues tiene una miga casi inexistente, por lo que es un pan bastante frágil.

Se dice que mientras menos miga contenga, mucho mejor es el pan de cristal. Este peculiar pan nació hace una década en Barcelona, de la mano del maestro panadero Jordi Nomen, específicamente en Guzmán Panadería Artesanal.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UNA BECHAMEL LIGERA PARA GRATINAR

Su objetivo fue alzarse como una de las grandes opciones predilectas del público, que de acuerdo a estimaciones al menos 32,50 kilos de pan son consumidos al año. Este pan es totalmente diferente a sus parientes tales como el baguette, hogaza, biscote, pita, pan de centeno, entre otros.

El pan de cristal se caracteriza por tener un porcentaje de hidratación del 90%, es decir que por cada kilo de harina utilizamos 900 g de agua.

Se dice que este pan es perfecto para acompañar con queso o cualquier tipo de charcutería o sencillamente con tomate triturado y un buen aceite de oliva extra virgen.

Algo significativo es que debido a la gran cantidad de agua que se utiliza en esta receta de pan de cristal, es necesario utilizar una harina de fuerza mínimo de 350W. Cuanto mayor porcentaje de fuerza tenga la harina, mayor es la capacidad de absorción de agua.

Un poco más sobre el pan de cristal

Un poco más sobre el pan de cristal

Sobre la fuente de inspiración para crearlo, se dice que surgió de la clásica chapata, que es un pan blanco elaborado con harina de trigo. Un pan que destaca por tener una cobertura crujiente y compacta, similar a la del pan de cristal.

El pan de cristal es perfecto para acompañar productos de charcutería como lo mencionamos anteriormente, pero también funciona como reemplazo del pan de hamburguesa.

También para acompañar distintas conservas como las sardinas, el bonito, las alcachofas, los pimientos o incluso una buena mermelada casera.

Pese a que la elaboración del pan de cristal puede parecer un poco compleja por contener tanta hidratación y la masa se torna bastante pegajosa y difícil de manipular.

Sin embargo, es posible hacerlo de forma sencilla siguiendo tal cual los pasos de la receta. Así que a continuación te mostraré le paso a paso para hacer un perfecto pan de cristal.

Paso a paso para hacer el pan de cristal

Paso a paso para hacer el pan de cristal

Esta es la receta básica para preparar el pan de cristal de forma rápida y sencilla, aunque existe una gran variedad de preparación.

Ingredientes

  • 500 g de harina de fuerza
  • 450 ml de agua fría
  • 5 g de levadura seca
  • 9 g de sal
  • 25 ml de aceite de oliva

Preparación

Lo primero que debes hacer es mezclar en un recipiente con tapa la harina junto con 430 mililitros de agua. Posteriormente debes dejar la masa resultante en autolisis, que es una técnica en la que la harina reposa durante varias horas.

La harina en total debe reposar 16 horas dentro de la nevera. Luego para cuando se hidrate de forma correcta, esta se desarrolle sin necesidad de acción mecánica reduciendo el tiempo de amasado.

Posteriormente y una vez cumplido el tiempo, retira la masa del frigorífico y coloca a temperatura ambiente en el mismo recipiente sin destapar.

Luego, deberás templar el resto del agua y disolver la levadura. Deja que repose en un lugar cálido hasta que fermente y a continuación amasa la mezcla anterior dentro del recipiente.

Pliega la masa sobre sí misma con ayuda de una rasqueta y déjala descansar posteriormente durante cinco minutos. Entre los plegados incorpora la sal y la levadura ya preparada. Repite el paso durante 30 o 40 minutos.

Luego transfiere la masa a un envase de cuatro lados, preferiblemente de escasa altura y 2.5 litros de capacidad, untado con aceite de oliva. Frota la masa con el aceite y la cubres con papel film transparente. Deja que fermente durante una hora.

Después, pliega en tríptico y vuelve a cubrirla. Deja que fermente durante otros 45 minutos y repite este paso una vez más y enseguida coloca la masa en una superficie enharinada. Aplana ligeramente y cierne harina sobre la misma.

Marca sobre la masa, las medidas del número de panes que quieres elaborar, corta y pasa a una bandeja engrasada. Debes hacer la cama con las manos para estirarla ligeramente, y realiza presión con los dedos untados en aceite para aplanarlos.

Cubre con papel film de cocina y deja que repose durante 10 minutos y precalienta el horno a 250 grados.

Finalmente introduce la bandeja y hornea al vapor durante los primeros 15 minutos. Luego, baja la temperatura a 200 grados y hornea durante 40 minutos más o hasta que la corteza esté dorada y el pan suene hueco.

Cumplido ese tiempo, retira y pon a enfriar sobre una rejilla y disfruta cuando se enfríe. Puedes untar con salsa, mermelada o cualquier extra que desees.