Quantcast

Cómo quitar el olor a tabaco de la ropa

El humo del tabaco o de cualquier otro cigarrillo es algo con lo que todos vamos a lidiar en algún punto de nuestras vidas. Incluso si no somos fumadores, las partículas que se desprenden están presentes en el ambiente y son tan fuertes que son capaces de quedar impregnadas en nuestra piel, cabello y ropa y forma parte de las cosas que casi todos más odiamos de la gente

Es en esta última donde más cuesta trabajo eliminar las partículas que retienen ese olor que puede resultar desagradable para muchos. Para lograrlo, te ofrecemos una serie de métodos para poder tener tu ropa limpia y aprender a eliminar el olor a tabaco.

Eliminar el olor a tabaco sin lavadora

Eliminar el olor a tabaco sin lavadora
young woman holding and showing dirty clothes

Te sorprenderías de la cantidad de productos que pueden acabar con el olor a tabaco o cigarrillo y de lo fáciles y baratos que son de conseguir. ¡Quizás hasta tengas alguno de ellos ya en casa! Sigue leyendo para encontrar las instrucciones de cada uno.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Este producto es el más fácil de conseguir y también el más económico. Gracias a sus propiedades, es un elemento multifacético que te puede ayudar a solucionar muchas cosas, entre ellas, eliminar el olor a tabaco o de cualquier otro humo de tu ropa.

No es necesario que lo apliques directamente a la tela, solo basta con poner una cantidad considerable de bicarbonato de sodio en un cuenco y posicionarlo al lado de tu prenda previamente estirada sobre una mesa. Déjalo actuar por unas horas y veras que el producto absorberá por sí mismo ese olor no deseado.

Ventilación

Ventilación

Otra opción es colgar tu prenda en un sitio al aire libre, donde pueda coger sol y viento de manera uniforme y con el paso de las horas notarás que el olor de tabaco ya no está.

También puedes colgarla dentro de casa si no cuentas con un patio o jardín, pero procura tener alguna ventana abierta cerca de la ropa para que entre aire fresco y puedan liberarse las partículas de humo.

Vodka

Vodka

Aunque suene curioso, el vodka es un método capaz de contrarrestar y eliminar por completo el olor a humo de la ropa. Este método no es muy reconocido, pero sí bastante eficiente para cumplir su objetivo.

Para esto necesitarás crear una mezcla que sea más agua que vodka y la colocarás en un pulverizador o bote con espray. Luego rociarás este líquido sobre toda tu prenda uniformemente y por ultimo cuélgala en un lugar fresco.

Aceite de árbol de té

Aceite de árbol de té

Este producto es conocido en el mercado por ser un excelente método para neutralizar olores fuertes en ropa y cualquier otra superficie.

Para utilizarlo, necesitarás nuevamente un pulverizador o espray con agua y agregarás una pequeña cantidad de este producto. Mezcla para que se diluya bien y procederás a rociarlo sobre la ropa afectada. Al finalizar, déjala colgando en un espacio abierto.

Eliminar el olor a tabaco utilizando lavadora

Eliminar el olor a tabaco utilizando lavadora

Otra manera de acabar de raíz con el indeseable olor a tabaco, es lavando nuestra ropa en la lavadora como de costumbre. Sin embargo, existen unos tips extras que puedes agregar para que no quede ningún rastro de las partículas del humo.

En primer lugar, debes preparar tu equipo para que realice una lavada con agua preferiblemente caliente. Coloca tus prendas afectadas dentro de la lavadora y luego agrega una taza de vinagre blanco, este producto gracias a su acidez logra deshacer las moléculas de humo presentes en la ropa y acabar con el olor.

Por último, antes de dejar que la lavadora comience con su ciclo, agrega el detergente de tu preferencia a la mezcla y déjala funcionar. Al terminar, tiende tu ropa y deja secar al aire fresco. En caso de que persista el olor, repite el proceso una vez más.

Si no tienes vinagre blanco, puedes optar por agregar un poco de amoníaco a tu lavadora. Este producto es un poco fuerte, por eso aplícalo en una dosis pequeña y notarás como el olor desaparecerá más rápido de tus prendas.

Muchas lavadoras modernas traen una nueva función de lavado a vapor, si la tuya posee esta herramienta también puede ser una gran opción. Este tipo de lavado puede eliminar cualquier mal olor sin tener que pasar por todo el proceso de lavarla y esperar que se seque, así que ahorrarías mucho tiempo con esto.

Importancia de eliminar el olor a tabaco de la ropa

Importancia de eliminar el olor a tabaco de la ropa

Es bien sabido que fumar tabaco o cualquier otro tipo de cigarrillo es bastante dañino para la salud. No obstante, aquellos que no lo consumen directamente pero que comparten un mismo ambiente con los que sí, también pueden salir perjudicados.

Se ha demostrado en un estudio realizado por científicos en una Universidad de California que las mismas toxinas de humo que quedan impregnadas ropa y superficies son igual de dañinas que fumar directamente.

Si no se realiza un lavado o una limpieza de superficies luego de que estas hayan sido expuestas a tabaco, las partículas permanecerán adheridas sobre los objetos y por lo tanto, seguirán siendo inhaladas y causando daños en los pulmones e hígado incluso si la persona no es fumadora. De aquí radica la importancia de acabar con el olor a tabaco de nuestra ropa lo antes posible.

Advertencias a tomar en cuenta

Advertencias a tomar en cuenta

Antes de realizar cualquiera de los métodos que aquí te mostramos, debes tener en cuenta ciertas advertencias para algunos casos:

  • Si optaste por usar una lavadora, asegúrate de lavar solo las prendas afectadas para que al resto no se contagien de mal olor.
  • Sé cuidadoso con prendas de vestir que estén hechas de tela fina, algunos productos como el amoníaco pueden estropearla.
  • Procura revisar las etiquetas en la ropa para saber si pueden lavarte con agua caliente.

Esos son todos los métodos más efectivos que existen para poder quitar el olor a tabaco de tu ropa y las medidas preventivas que debes tomar al respecto. Para concluir, recuerda estar lo más alejado posible de ambientes contaminados de este humo para seguir manteniéndote saludable.