Quantcast

Qué es leche evaporada

La leche evaporada es aquella leche de vaca que ha sido sometida a un procedimiento en donde se le ha retirado el casi 60% de agua. Tiene una textura más densa que la normal, es aromática y tiende a ser de color amarillento.

Para la industria, la leche evaporada es la que ofrece mayores beneficios frente a la producción de leche normal. Además de ser un producto de larga duración, pesa y ocupa menos espacio, por lo que los gastos de almacenaje y de transporte se reducen.

La leche evaporada o parcialmente evaporada, se realiza por evaporación a altas presiones y temperaturas. No lleva azúcar y usualmente tiene un contenido específico de grasa y sólidos. 

Este tipo de leche es perfecta para utilizarla en la cocina, especialmente en la repostería. Puede ser también un excelente sustituto de la nata gracias a que contiene una variedad de grasas saturadas, pocas pero suficientes vitaminas y minerales.

Esto la hace hace una opción mucho más saludable y recomendada para consumo.

Conservación de la leche evaporada

Conservación de la leche evaporada

La conservación de la leche evaporada se consigue a través de un proceso de esterilización, lo que destruye totalmente los microorganismos patógenos de la leche y de sus esporas.

Si se realiza una esterilización clásica por lo general la duración es de 15 minutos a 115º C y disminuye considerablemente el aporte vitamínico. Mientras que si se realiza la esterilización U.H.T. (Ultra High Temperature) con una duración de 2 a 16 segundos a 140º C, las pérdidas se aprecian de forma mínima ya que se ha estado muy poco tiempo a altas temperaturas.

Envasado de la leche evaporada

Envasado de la leche evaporada

Existen diferentes tipos de envases para la leche evaporada, pero los más utilizados son las latas metálicas de 170 a 410 g y algunas con sellado hermético tal como las leches condensadas.

Las latas están provistas internamente con unas capas protectoras de un polímero adecuado al producto para evitar reacciones con el hierro y el estaño. Para el envasado de la leche se utilizan envasadoras automáticas que realizan la operación de llenado y sellado.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES EL JQUERY

Toda esta operación presenta un riesgo de contaminación para le leche evaporada, por ello es que la mayoría de los casos en el sellado de las latas son sometidas a vapor para sacar el aire de los envases y generan el vacío durante la refrigeración posterior.

Hay quienes prefieren las envasadas en empaques plásticos por el tema de la contaminación y otros porque el sellado de la lata es más seguro. Sin embargo, ambas presentaciones tienen sus métodos de seguridad e higiene que se aplica en España y en cualquier país del mundo en lo que respecta a este tema.

¿Cuáles son sus beneficios?

¿Cuáles son sus beneficios?

Además de ser un ingrediente extra en la cocina y otorgar una textura cremosa a las salsas y cremas, también es ese toque especial que añade jugosidad a los bizcochos.

La reducción del consumo y uso de la nata líquida corresponde a que en su lugar está la leche evaporada. Esta es con menos grasas y más hidratos de carbono.

También es saludable para el consumo porque aporte proteínas de alto valor y es rica en vitaminas y minerales como el calcio, al igual que todos los lácteos. Se cree que por ser sometida a altas temperaturas pierde su valor, pero la verdad es que mantiene una buena parte de los nutrientes.

En caso de que se produzca una pérdida o modificación de los nutrientes, la leche evaporada puede reconstituirse agregando la cantidad de agua que se eliminó en su elaboración o bien utilizarse como sustituta de la nata para repostería.

Pero en resumidas cuentas, contiene el mismo valor nutritivo, equivalente a las leches enteras o semidescremada,  la gran diferencia es el proceso tecnológico al que se ve sometida.

¿Cómo hacer leche evaporada casera?

¿Cómo hacer leche evaporada casera?

Aunque es un proceso industrializado y es sometida a una temperatura específica, también es posible hacer leche evaporada en casa. Rápido, sencillo y manteniendo la higiene que se requiere.

  • Lo que debes hacer en colocar la leche en una olla de gran tamaño y remover a fuego lento. Puedes usar una cuchara de madera y evitarás que se forma la nata.
  • Poco a poco ve elevando el fuego a máxima potencia, esto hará que hierva de forma rápida y logres el resultado deseado.
  • Justo cuando comience a hervir, vuelve a bajar el fuego para evitar que la leche sobresalga de la olla. Remueve cada cierto tiempo durante una hora aproximadamente, algunos tienden a dejarla por hora y media. Dependerá de la cantidad de leche que utilices.
  • Cuando haya cumplido la hora, verifica que la leche esté espesa con un color más oscuro. Retira y pasa por un colador para eliminar impurezas y listo. Leche evaporada casera.

Recuerda que es un procedimiento casero, así que no es 100% igual y tampoco es seguro que tenga o logre alcanzar la textura que tiene la leche evaporada a nivel industrial.