Quantcast

Coronavirus: así son las cepas de Sudáfrica y Gran Bretaña y la diferencia con la que conocíamos

Cuando la partida contra el coronavirus ya parecía ganada, aparecen para ponernos de nuevo en guardia las mutaciones del covid-19. Estas noticias de los últimos días han venido a empañar un poco el optimismo de estas últimas semanas con la llegada de la vacuna. La primera en hacer saltar las alarmas fue la mutación del coronavirus descubierta en Reino Unido y, tal y como informaron las autoridades británicas, mucho más contagiosa que la cepa que nos ha traído por la calle de la amargura estos últimos meses. Poco después, teníamos noticia de una nueva mutación detectada Sudáfrica que ha vuelto a ponernos en guardia y nos ha retrotraído a aquellos días de incertidumbre vividos en marzo.

En principio, y pese a la inexcusable precaución que debemos tener, los expertos y las autoridades sanitarias tratan de tranquilizar. Las vacunas, que en algunos países ya han empezado a suministrarse y en España lo harán en pocos días, seguirán siendo eficaces. También para luchar contra estas nuevas variantes del coronavirus halladas en Reino Unido y Sudáfrica. Ha transcurrido poco tiempo desde su detección, y es necesario estudiarlas más a fondo para conocerlas en profundidad, pero esto es lo que se sabe hasta ahora acerca de dichas mutaciones del virus que ha puesto patas arriba el mundo este año 2020 que, por fin, ya se está acabando. Con sobresaltos hasta el último día, como no podía ser de otro modo.

La cepa de Reino Unido

Coronavirus

El primer ministro británico Boris Johnsin explicó el sábado que, de acuerdo a las investigaciones de los expertos, esta nueva variante del Covid podría transmitirse hasta un 70% más rápido que la original. Para el Ministerio de Sanidad del Reino Unido, esa podría ser la explicación de la velocidad con la que se está propagando la enfermedad por el sur del país en las últimas semanas. No obstante, todavía no está del todo claro en qué medida el aumento de contagios en esas regiones se debe a la nueva cepa del virus. 

Por lo que han podido saber los expertos hasta la fecha, esa mayor velocidad de transmisión se debe a una variación en la proteína S del virus. Dicha modificación le permite engancharse mejor a los receptores y, en consecuencia, ser más contagioso. Así lo ha explicado Pérez Alhambra, miembro del consejo de expertos que aconseja a la Agencia Europea del Medicamento sobre las vacunas contra el virus.