Quantcast

Colonia: los errores que cometes cuando te la echas

Cuando nos compramos un perfume o una colonia, no viene con manual de instrucciones. Nosotros la usamos como mejor creemos. Pensamos que ponernos colonia en lugares específicos es lo más sencillo y listo, pero no lo estamos haciendo bien. Usar colonia requiere algo más de conocimiento y delicadeza. Seguro que no sabías que según en dónde te la pongas, durará más o menos tiempo. Tampoco sabías que echártela en las muñecas y luego frotarlas es otro de los errores más grandes.

Vamos a echar un vistazo a las prácticas que tenemos a la hora de echarnos colonia y que estamos haciendo mal. Así, vamos a conseguir que el frescor de la fragancia permanezca más tiempo con nosotros. También haremos que el bote de vaporizador nos dure más tiempo y no la malgastemos. Y otros usos que puedes implementar y que te van a ayudar a oler mejor. Porque lo que queremos, cuando nos echamos colonia, es tener un mejor olor.

Pulverizar la colonia 1 sola vez

Colonia: los errores que cometes cuando te la echas

Las colonias en general están divididas en tres niveles de fragancia. Primer nivel o notas de la cabeza; segundo nivel o notas del corazón y finalmente tercer nivel o notas de la base del perfume.

Si pulverizamos una sola vez la fragancia, solo nos quedaremos con los olores del primer nivel, de la cabeza, que son los que aparecen en el primer rocío. Para poder experimentar los 3 niveles deberemos pulverizar en un papel secante.

Y no debemos tirar el papel, deberemos seguir oliéndolo todo el día. Si tenemos el olfato fino, iremos detectando cómo va cambiando a lo largo del día y descubriremos los tres niveles. Y así determinaremos mejor si nos gusta o no nos gusta la colonia.