Quantcast

¿Qué le puedo regalar a mis clientes?

El 2020 está siendo un año especialmente complicado en todos los ámbitos de la economía. Cierres temporales, empresas obligadas a reconvertirse, ERTEs, teletrabajo… También ha sido difícil para los consumidores, que se han visto obligados a modificar sus rutinas de compra para poder abastecerse de productos.

Por eso se agradecen más que nunca los regalos promocionales, esos detalles de empresa que sirven para reconocer el esfuerzo realizado y que son una forma directa de recompensar a los clientes por su fidelidad. Pero, ¿qué se puede regalar a clientes y colaboradores?  El mercado de los objetos publicitarios es amplísimo y hay propuestas para todos los presupuestos, desde bolígrafos promocionales económicos, hasta productos tecnológicos, prendas de vestir o productos para el hogar. Son instrumentos muy valiosos desde el punto de vista del branding, porque ayudan a crear imagen de marca.

Material de escritorio personalizado

El regalo de empresa más clásico y agradecido sigue siendo el bolígrafo. Es un objeto útil y muy fácil de personalizar, que todo el mundo tiene en casa, en el trabajo, en el coche o en el bolso. Por eso mantiene su atractivo desde el punto de vista publicitario; porque forma parte de nuestros objetos cotidianos y porque, además, suele pasar de mano en mano. Eso le confiere un valor extra de cara a la promoción de la empresa.

Junto a los bolígrafos, otros artículos de escritorio que también triunfan entre colaboradores y clientes son las libretas y las agendas. El material de papelería tiene para muchas personas un atractivo especial y siempre va a obtener una buena respuesta.

Llaveros personalizados y paraguas

Los llaveros personalizados con tu logo son otro clásico ente los regalos de empresa que sigue despertando interés. Hay modelos para todos los gustos y tienen un precio muy asequible, sobre todo si se compran en cantidades grandes. Lo mismo pasa con los paraguas. Este objeto es especialmente interesante como instrumento publicitario porque es muy visible y duradero. Cada vez que una persona despliega un paraguas personalizado está haciendo publicidad de la empresa. Además, los paraguas son objetos que se dejan olvidados con frecuencia. Eso es un elemento de promoción añadido, porque alguien encontrará ese paraguas y lo usará.

Sudaderas, camisetas y gorras

Las prendas de vestir también tienen un enorme potencial desde el punto de vista promocional, principalmente las sudaderas, los polos y camisetas de verano y las gorras. ¿Quién no tiene en casa alguna prenda de este tipo con el logotipo de alguna empresa? Son piezas de ropa y complementos que solemos utilizar en momentos de ocio y que son un recordatorio permanente de la marca.

Las bolsas y pequeñas mochilas para ir de compras o para salir de excursión son otra propuesta interesante como regalo de empresa. También se usan con frecuencia y tienen un carácter duradero. A ese listado de prendas personales personalizables se han unido últimamente las mascarillas y protectores faciales.

Tecnología de bolsillo

Los objetos tecnológicos son un regalo de empresa muy apreciado entre empleados, colaboradores y clientes. Hablamos de memorias usb, cargadores inalámbricos, power banks, altavoces o auriculares personalizados, entre muchos otros. Requieren algo más de presupuesto, pero son productos útiles, novedosos y muy atractivos de cara al cliente.