Quantcast

Qué es el limbo

En el catolicismo el limbo es un lugar/estado atemporal en el que están las almas de aquellas personas creyentes que murieron antes de la resurrección de Cristo. En el limbo es también donde están las personas que no fueron bautizadas  o que murieron a una corta edad sin haber cometido algún tipo de pecado personal.

También, según algunas interpretaciones, al limbo acuden las personas que no cometieron pecado personal pero que no tuvieron la oportunidad de ser bautizados ni de conocer la doctrina cristiana.

La historia del limbo

Representación artística del limbo por Gustavo Dor

Se piensa que el concepto del limbo se originó junto a la teoría pelagiana en el siglo V d.C., la cual infravaloraba el pecado original y que al mismo tiempo dejaba sin sentido al bautizo, lo que llevaba a pensar que Dios no habría excluido el acceso al paraíso a los niños que murieron antes de recibir el bautizo.

Aunque a falta de información del limbo en la Biblia, algunos teólogos suelen recurrir a las ideas de los padres de la Iglesia para responder a este tema, quienes consideraban el limbo como una “respuesta piadosa”  de Dios para librar a los inocentes de los tormentos del infierno. Para ellos el limbo es un estado/lugar en el que se encuentran aquellos que murieron antes de ser bautizados, por lo que llevan consigo solo el pecado original y por ende, aunque no sean castigados, tampoco podrán acceder al paraíso.

El limbo en la Iglesia Católica

La creencia del limbo fue bastante difundida dentro del catolicismo, hasta el punto de convertirse en una doctrina muy común, la cual fue enseñada a los fieles hasta el siglo XX. Por su parte el  Magisterio de la Iglesia católica se ha manifestado  ninguna base doctrinaria con respecto al tema del limbo, lo cual indica que la Iglesia católica nunca ha mencionado al limbo como un dogma de fe, a diferencia del Purgatorio

Se cree que el concepto del limbo en la Iglesia católica fue realmente originado por algunas personas como una forma de sopesar la carga de sus pecados mediante la piedad absoluta de Dios, pero la verdad es que actualmente no existe una mención del este lugar/estado dentro de los pasajes de la Biblia.

El Purgatorio y el limbo

A diferencia del limbo, el Purgatorio sí es aceptado dentro de las creencias católicas. El Purgatorio es una forma de entrar al Cielo, tarde o temprano, aunque a diferencia del limbo, este sitio-estado no es una forma de infierno pero en el cual se presentan algunos leves sufrimientos por los que debe pasar el alma de la persona para poder limpiarse de los pecados y así poder acceder a la bienaventuranza. Se cree que las plegarias son una forma de ayudar a purificar y guiar el alma de los muertos, junto con la celebración de la eucarística o las indulgencias.

Mientras que por otra parte, la estadía en el limbo es terna, donde si bien no existe ninguna clase de sufrimiento, las almas de los muertos están condenadas deambular o permanecer ahí durante toda la eternidad, sin poder ir al cielo o al infierno.

La Iglesia Copta

El limbo para los coptos

La existencia del limbo es negada por la Iglesia Copta, mientras que por otra parte sí acepta la existencia del Purgatorio. A diferencia del limbo, el purgatorio parece mencionado en el Libro de Enoc, específicamente en los capítulos 6-3, los cuales se escribieron antes del 160 a.C., los cuales se enfocan en los Vigilantes y que al mismo tiempo narran detalladamente el Paraíso, el Purgatorio y el Cielo. Los coptos ofrecen rezos a Dios para que se apiade de las almas de los muertos que se encuentran en el purgatorio y les permita entrar al Paraíso.

Iglesia ortodoxa

El limbo para los ortodoxos

Por su parte, los ortodoxos no aceptan la existencia del purgatorio ni del limbo, aunque su postura en realidad es un tanto inconsistente, aunque de igual forma le ofrecen rezos a Dios para que salve y guíe el alma de los difuntos, pidiéndoles amor y misericordia para que los deje entrar en la buenaventura.

Islam

El limbo para el Islam

Pasa los islamistas existen algunos conceptos similares al Purgatorio pero de forma superficial, como lo es el Barzaj, el cual es un lugar/estado/periodo en el se encuentran las almas esperan al Juicio Final. El profeta Mahoma describe el Barzaj como “las peores horas en la vida de un hombre”.

Se podría decir entonces que las almas que van a esta clase de infierno pueden purificarse y llegar al cielo, lo que encerta forma es un concepto similar al que tienen los católicos y los cristianos del Purgatorio.

Por otra parte, pata los islamistas también existen el Araf, el cual es una especie de muro o barrera en el que deben esperar aquellas almas que consiguieron escapar del infierno, pero a las que aún no se les ha permitido el acceso al cielo. Es en este lugar fronterizo en el que se pueden conseguir algunas almas inocentes como la de los niños o los locos que no puede distinguir entre el bien y el mal. Siendo el Araf lo más cercano que existe a la idea del limbo dentro del Islam.