Quantcast

Perejil: cómo conseguir que te dure fresco más tiempo

Petroselinum crispum, mejor conocido como perejil, es el preferido de las hierbas aromáticas en la cocina española, ya que proporciona un toque especial, y con mucho sabor a nuestras recetas. Su uso predomina en la elaboración de salsas, pescados y en ensaladas, pero lo que muchas veces se hace difícil, es mantenerlo fresco por largo tiempo, por lo que te damos algunas sugerencias para solventar este inconveniente.

Trucos para conservar el perejil fresco

Trucos para conservar el perejil fresco

Para mantener esta exquisita hierba por un tiempo prolongado, debes guardarlo de forma adecuada, para aprender hacer esto, realiza los siguientes pasos:

Elige el manojo más fresco

Primeramente, debes elegir un manojo que esté bien fresco, para esto debe tener: un verde intenso, sin manchas marrones, ni hojas marchitas, de esta manera se conservará en buen estado

Guarda el perejil de forma correcta

Debes envasarlo de una forma adecuada, elige de preferencia, un envase plástico con cierre hermético. Coloca en el fondo de éste papel absorbente, debes asegurarte de cubrirlo todo.

A continuación, reserva el perejil picado en un envase hermético, si no vas a utilizar los tallos, asegúrate de tirarlos.  Ahora cubre con servilleta absorbente el perejil por encima, asegurándote que quede bien cubierto, cierra el envase y llévalo a la nevera.

El papel se encargará de absorber la humedad que soltará la hierba aromática, ayudando a conservarlo 7 días como mínimo. Si observar que el papel se humedece mucho, cámbialo asegundando así, que el perejil permanezca en buen estado.

Almacena el perejil seco

Otra forma para mantener fresco esta hierba aromatizante, es que, una vez colocado en un envase, en lugar de cerrarlo, envuélvelo con papel transparente. Seguidamente, colócalo en una bolsa de plástico que la misma tenga cierre hermético, sino ciérrala con un nudo, y guárdalo en el refrigerador.

Toma en cuenta que el perejil esté bien seco, por lo que, si decidiste lavarlo antes, déjalo que escurra por completo, de lo contrario se dañará de inmediato. Recuerda colocar el papel absorbente para que recoja el exceso de humedad

Consérvalo ya picado

Conserva el perejil  ya picado

Para mantener el perejil siempre disponible, una opción es guardarlo ya fresco y picado, para esto corta los tallos del perejil y tíralos, seguidamente pica todo el manojo del tamaño que desees hacerlo, ya picado viértelo en un envase de vidrio hermético y resérvalo en la nevera, de esta manera durará hasta por 15 días.

Congélalo para mantener su frescura

Para mantenerlo fresco también lo puedes congelar, solo tienes que picarlo y meterlo dentro de una bolsa para congelar, seguidamente ponlo a congelar, así te durará por semanas,  o incluso meses.

También se puede preparar cubitos de perejil, debes picarlo pequeños y agrégales agua, seguidamente vi értelos en un molde para cubitos de hielo. A continuación, debes llevarlo al congelador.  Al estar listo tendrás tus cubitos de perejil listos.

Cuando el perejil esté descongelado, éste mantendrá si frescura como si fuese el primer día, ya que, lo importante es que esté seco antes de llevarlo al congelador. Si has decidido usar la técnica de la bolsa para congelar, o el envase con cierre hermético, debe estar bien seco el perejil.

Guárdalo en sal

guarda el perejil en sal

Esta opción se conoce muy poco, consiste en picarlo y mezclarlo con sal, éste conservará sus propiedades intactas, de esta manera se evitará que se pudra, su ventaja predominante es que mantendrá esta hierba fresca durante varias semanas.

Para lograrlo añade 40gr de sal por hectogramo de perejil, siempre ten presente lavar y secar bien el perejil con papel absorbente, o en su defecto, colócalo durante varias horas sobre un paño de cocina hasta eliminar toda el agua.

A continuación, procede a cortar el perejil de manera muy fina, logrando así, que pierda toda el agua. Una vez lo hagas, vuelve a reposarlo dejándolo secar durante un par de horas, trascurrido el tiempo, procede a mezclar en un tazón el perejil con la sal. Seguidamente, vierte la mezcla en frascos de vidrio que estén previamente esterilizado, ciérralos bien e introdúcelos en la nevera para conservarlos por más tiempo.

Consérvalo en bicarbonato

Otra manera es, preparar una mezcla en un tazón con agua fría y bicarbonato, pica las hojas de esta hierba aromática y viértelas en la mezcla, déjalos remojar durante unos minutos y así se eliminarán las impurezas, seguidamente enjuaga varias veces con agua fría. Procede a retirar las hojas a otro recipiente, y elimina el agua antes de colocar el perejil en la bolsa para congelar, como resultado, el perejil se logrará mantener de 15 a 21 días.

Perejil deshidratado en el microondas

Pica y lava perejil, luego coloca solo las hojas en un plato, cubre éste con el protector plástico del microondas, introdúcelo y colócalo a la máxima potencia, durante 3 a 4 minutos.  Al enfriar, utiliza los dedos para deshacer las hojas secas o también, las puedes procesar en tu Thermomix. Mete en un tupper hermético y guarda en el frigo durante meses (no necesita congelación).