Quantcast

Ortega Smith: «Si nos atacan por defender la nación, estamos en el lado correcto de la batalla»

El diputado de Vox al Congreso, Javier Ortega Smith, ha considerado que los «continuos» ataques a su formación señalan que están en el camino «correcto». «Si nos atacan por defender la nación, por defender la enseña nacional, un Estado de derecho donde haya independencia en la justicia, a su majestad el Rey y a las instituciones, estamos en el lado correcto de la batalla, estamos con los españoles de a pie, con la inmensa mayoría de españoles», ha apostillado.

Ortega Smith ha señalado, este sábado en Zaragoza, que su formación está siendo «atacada permanentemente» y ha puesto varios ejemplos: Esta semana, «se ha atacado la sede de Vox en Gerona, el coche del presidente de Vox en Lérida y el domicilio de la presidenta de Tarragona, y podríamos hacer una lista interminable de los ataques a nuestros diputados y a nuestros actos de campaña. No hay acto que pueda hacer Vox que no tenga que estar rodeado de antidisturbios», ha añadido.

Según el parlamentario, «lo peor es el silencio incomprensible» de los demás partidos políticos, que «callan» y de las instituciones que «no tienen ni un minuto de compasión ni condena para quienes les atacan «permanentemente».

Así lo ha manifestado en su intervención este sábado en el acto de homenaje en Zaragoza a Víctor Laínez tras tres años de su asesinato. En el llamado ‘crimen de los tirantes’, Rodrigo Lanza asesinó a Laínez tras golpearle el 8 de diciembre de 2017, en un bar de la ciudad.

A este respecto, Ortega Smith ha considerado que Víctor Laínez, «un hombre bueno», murió «injustamente a manos de un malvado asesino» y ha apuntado lo siguiente: «Quisiera que estas palabras fueran las palabras de denuncia de lo que está ocurriendo en España».

Según el parlamentario de Vox, este acto homenajea a un hombre que «supo defender a su patria» con «lealtad» y «honor» y que «murió como no merece morir nadie, por la espalda», «sin razón ninguna».

ASESINADOS «POR SER ESPAÑOLES»

Laínez murió «por ser español, como tantos y tantos españoles murieron en el País Vasco o aquí en Zaragoza, donde ayer recordábamos el vil atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil». La historia de España está «llena de ejemplos de españoles que han muerto por ser españoles», ha considerado.

«Ser español es una amenaza para quienes no creen en la libertad, para quienes no creen en la nación fuerte y solidaria que ha representado España a lo largo de la historia. Por eso, los asesinos atacan a todos aquellos que nos atrevemos a defender la bandera, que en su rojo lleva la sangre y el sacrificio de muchos compatriotas que han ido luchando a lo largo de la historia por hacer de esta nación, una nación fuerte, libre, próspera», ha apuntado Ortega Smith.

Ha añadido que por dicho orgullo se lleva la bandera nacional por todo el mundo a través del Ejército, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las instituciones. La enseña nacional luce como «representación de la libertad, de la nación, del ordenamiento, constitucional», ha subrayado.

Por eso, «todos los que atacan la enseña nacional –ha indicado– nos atacan a cada uno de nosotros, a nuestra historia, nuestra libertad y nuestro derecho a vivir en esta nación, poder tener una familia y poder prosperar».

CRÍTICA AL GOBIERNO

El diputado nacional ha criticado que hay quienes han decidido «acabar con el Estado de derecho», como paso previo a acabar con la nación quienes han preferido «aliarse a quienes dan golpe de estado», a «los terroristas», a «los que quieren imponer dictaduras comunistas», en vez de aliarse con todos y cada uno de los españoles, que «cada mañana intentan levantar este país con sudor y con trabajo».

Para Ortega Smith lo «más grave» es que desde el Gobierno de España han decidido aliarse con «quienes atacan las instituciones», con «quienes vulneran los derechos y las libertades de todos».

HOMENAJE

En el acto también han participado representantes de Vox en las instituciones aragonesas. El presidente del Comité Ejecutivo Provincial de Vox Zaragoza, Julio Calvo, ha insistido en la idea de que Víctor Laínez murió «por ejercer un derecho que en el resto del mundo se ejerce con naturalidad que no es otro que honrar un símbolo de su nación».

Calvo ha informado de que su asesino, Rodrigo Lanza, ya cumplió anteriormente una condena «injustamente breve» por dejar tetrapléjico a un policía local en Barcelona y que cuando llegó a Zaragoza fue presentado por un concejal del Ayuntamiento –Alberto Cubero– en el Salón de Plenos como un «represaliado político», algo que, a su juicio, es «una auténtica vergüenza».

El abogado de la acusación popular y diputado autonómico de Vox, David Arranz, también ha tenido unas palabras en el acto. «Nada puede justificar el asesinato de una persona, pero menos aún, en este caso, en el que víctima y verdugo no se conocían de nada. A Rodrigo Lanza le bastaron sus prejuicios y su odio, como extremista de izquierdas y antisistema para acabar de forma salvaje con la vida de un buen hombre, por llevar unos tirantes con la bandera de España», ha argüido.

Estos tirantes, según el parlamentario aragonés, se han convertido en un símbolo en la lucha por «la libertad, la justicia y por la patria, frente al odio, el radicalismo y la intolerancia de la extrema izquierda» y Víctor Laínez, en uno de sus «caídos».

Arranz ha indicado que están a la espera de la apelación planteada por la defensa de Lanza. «Confiamos en que se haga justicia otra vez y se desestime tal apelación, ratificándose la sentencia de 20 años de prisión por asesinato agravado». Por último, la cuñada de Víctor Laínez, acompañada de su hermano, Javier Laínez, ha leído unas palabras de homenaje y cariño.