Quantcast

Lasquetty ve «una agresión» a los madrileños obligarles a pagar más impuestos

El consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha asegurado este sábado que sería «una barbaridad» y «una agresión directa» a los madrileños el «hachazo fiscal» de subir «obligatoriamente» los impuestos en la región, lo que supondría que cada madrileño pagase más de 2.000 euros más al año en tributos.

Así lo ha afirmado durante una rueda de prensa en la que ha analizado los resultados del último ‘Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF)’, que clasifica a las comunidades autónomas por su capacidad de competir fiscalmente para retener y atraer empresas y profesionales.

En primer lugar ha mostrado la satisfacción del Gobierno regional por estar Madrid en la primera posición de este índice, si bien ha incidido en que todavía «queda mucho camino» al haber regiones que lo hacen mejor respecto a determinados tributos.

Sobre la armonización fiscal, Lasquetty ha reiterado que la Comunidad Madrid no quiere que se le suban los impuestos «obligatoriamente». «Más que una lucha por la competencia es una lucha por mantener algo como son los impuestos bajos, que son mejor para los contribuyentes, para la economía y para el funcionamiento de la sociedad», ha subrayado.

Asimismo, se ha mostrado a favor de que haya «un pluralismo político» en las comunidades autónomas y que unas decidan subir impuestos y otras bajarlos. «Me parece bien que haya capacidad de elegir», ha dicho.

Lazquetty ha detallado que el «hachazo fiscal» que quiere llevar a cabo el Gobierno «disfrazado en armonización» supondrá que los madrileños paguen una media de 2.000 euros al año en impuestos, lo que ha tachado de «barbaridad» y de «agresión directa» a los ciudadanos de la región.