Quantcast

Cómo hacer gel desinfectante para manos con alcohol

En estos tiempos de cuarentena se ha vuelto cada vez más imperativo el distanciamiento social, la higiene constante y la prudencia ante los eventos masivos. Para nadie es un secreto la gravedad que conlleva ser contagiado por Coronavirus (Covid 19); nadie querría ver a sus familiares y seres queridos agonizando por malestares terribles, por eso se debe usar un gel desinfectante.

Los expertos en el área de salud aún no han podido erradicar este nefasto virus; es, en definitiva, un peligro inminente que todos debemos evitar. Y una forma efectiva de hacerlo no es solamente usando mascarilla, sino, también, manteniendo tus manos desinfectadas en todo momento.

Medidas preventivas

Medidas preventivas

A parte del uso de mascarillas y gel desinfectante, la Organización Mundial de la Salud (OMS), te ha recomendado las siguientes medidas preventivas con el fin de contener la propagación del Covid 19:

  • Lávate las manos con frecuencia. Usa agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Mantén una distancia de seguridad con personas que tosan o estornuden.
  • Utiliza mascarilla cuando no sea posible mantener el distanciamiento físico.
  • No te toques los ojos, la nariz ni la boca.
  • Cuando tosas o estornudes, cúbrete la nariz y la boca con el codo flexionado o con un pañuelo.
  • Si no te encuentras bien, quédate en casa.
  • En caso de que tengas fiebre, tos o dificultad para respirar, busca atención médica.

Como habrás notado, la mayoría de las medidas exige aislamiento y una estricta higiene contra las bacterias. Los productos desinfectantes a base de alcohol son tu mejor opción para cuidar de ti y de los tuyos; no sólo se trata de usar mascarilla, pues este virus se esparce por toda clase de superficies.

Gracias a esto, la demanda de productos de higiene personal ha incrementado considerablemente, lo que causó una escasez de los mismos a nivel mundial. Pero no es algo que deba preocuparte, porque hoy te enseñaré a fabricar tu propio gel desinfectante en casa.

¿Qué es el gel desinfectante?

¿Qué es el gel desinfectante?

Ya se demostró que los productos higiénicos a base de alcohol combaten el 99,9% de las bacterias en general. Y como lavarse las manos nunca había sido tan importante como ahora, puedes escoger entre distintas versiones aquel anti bacterial que mejor te parezca. Nosotros te recomendamos la versión en gel.

El gel desinfectante penetra a fondo la superficie de tu piel, su consistencia gelatinosa tarda más en evaporarse que el antibacterial común en su versión líquida. Te digo que su composición química posee entre un 65% y 70% de alcohol isopropílico capaz de exterminar cualquier germen.

Este producto desinfectante también llamado gel antiséptico, gel antibacterial, alcohol en gel o gel limpiador bactericida, debes usarlo con ambas manos libres de grasa o suciedad para lograr su garantizado efecto. La OMS indica que el lavado de manos necesita 30 segundos de duración.

¿Cómo fabricarlo en casa?

¿Cómo fabricarlo en casa?

Existen varias recetas para preparar gel desinfectante en la comodidad de tu hogar. Algunas recetas te exigirán salir de compras por ciertos artículos, mientras que, otros, podrás conseguirlos en un jardín.

Primera fórmula

Primera fórmula

Para la primera receta necesitarás:

  • 90 ml de alcohol etílico (etanol al 72%). Aproximadamente 13 cucharas soperas.
  • ¾ de cucharada de carbopool.
  • ¼ de cucharada de glicerina pura
  • ¼ de cucharada de trietanolamina.

Si ya reuniste estos elementos puedes comenzar por buscar:

  • Un recipiente ancho y hondo.
  • Una malla fina (o colador).
  • Un batidor globo.
  • Un recipiente pequeño.

Lo primero será poner la malla fina encima del recipiente grande para colar el carbopool. Al hacerlo, recuerda pulverizar los grumos que pueden dañar tu receta. Después, vierte el alcohol en el recipiente pequeño y agrega lentamente el carbopool colado. Batirás con fuerza un par de minutos; luego, agrega la glicerina y baja gradualmente la velocidad.

Una vez que hayas pulverizado los diminutos grumos, sabrás que el carbopool se diluyó de forma correcta. Por último, agrega la trietanolamina; a medida que sigas batiendo sentirás que la mezcla se torna gelatinosa, pero si la consistencia es muy espesa, mézclala con más alcohol hasta obtener el producto deseado.

Segunda fórmula

Segunda fórmula

La siguiente receta incluye Aloe Vera:

  • ¾ taza de isopropanol o alcohol isopropílico (99%).
  • ¼ taza de gel de aloe vera.
  • 10 gotas de aceite esencial, como el aceite de lavanda, o puedes usar jugo de limón.

Su preparación es realmente fácil. Usarás los mismos instrumentos que te indicamos para la receta inicial, a excepción del colador. La idea es que viertas los ingredientes uno a uno en el tazón y, agites, la mezcla, con el batidor hasta lograr la consistencia que buscas.

La fórmula de la OMS

La fórmula de la OMS

En caso de que pretendas fabricar una gran porción de gel desinfectante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) compartió una fórmula que utiliza:

  • Alcohol isopropílico o etanol.
  • Agua oxigenada.
  • Glicerol.
  • Agua destilada estéril o agua hervida fría.

Ahora ya tienes los conocimientos y las recetas recomendadas para fabricar tu propio antibacterial. Sin embargo, te aconsejó que al momento de prepararlo tengas bien limpias ambas manos, procura que los instrumentos que utilices estén lavados y, verter la cantidad adecuada de cada ingrediente.

De lo contrario, es posible que no consigas un producto completamente efectivo. Pues, la mala distribución de ingredientes puede ocasionarte lesiones en la piel, irritación y quemaduras, además de la terrible ineficiencia ante ciertos gérmenes y microbios. De hecho, sanidad recuerda que no todos los geles tienen capacidad desinfectante contra la Covid- 19. Así que, en todo caso, deja tu antibacterial casero para cuando se te acabe el desinfectante comercial.

¿Cómo usar tu gel desinfectante?

¿Cómo usar tu gel desinfectante?

Sobre el método para usar tu antibacterial casero o comercial, la OMS publicó éstas normativas:

  • De ser posible usar jabón líquido. Mojar las manos en agua tibia y colocar una cantidad de jabón comparable con una moneda.
  • Frotas las manos (parte superior, entre los dedos y alrededor y debajo de las uñas) hasta que se forme espuma. Luego continuar haciéndolo durante 15 o 20 segundos.
  • Enjuagar bien las manos con agua corriente.
  • Secarse las manos con una toalla papel desechable, de tela limpia o secarlas al aire.

Debes realizar este proceso antes de:

  • Preparar comida.
  • Comer.
  • Alimentar a los niños.

Y después de:

  • Preparar comida.
  • Tocar alimentos crudos, especialmente carnes.
  • Usar el baño.
  • Cambiar un pañal.
  • Toser o estornudar.
  • Manejar la basura o los platos sucios.
  • Tocar a las mascotas.
  • Usar el teléfono.
  • Tocar la cara, el cabello, cuerpo o a otras personas.
  • Tocar un corte o una llaga.
  • Limpiar o tocar la ropa sucia.