Quantcast

‘Refuerzo Covid’ advierte de que 20.000 alumnos perderán el curso sin los profesores de apoyo

La profesora y representante de la Plataforma ‘Refuerzo Covid’, Ester García, ha advertido que 20.000 alumnos perderán el curso si no se renuevan a los 1.117 profesores de apoyo para atender a los alumnos con desfase curricular a causa de la suspensión de la actividad educativa presencial durante el confinamiento, cuyos contratos finalizan el 22 de diciembre.

Asimismo, en una comparecencia ante la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid, ha asegurado que con 1.117 docentes menos en los centros educativos «no se puede garantizar una vuelta al cole segura después de las vacaciones de Navidad».

Por otro lado, ha recalcado que Madrid es «la única comunidad que elimina este refuerzo, lo que genera un agravio comparativo para con el alumnado del resto de comunidades».

La portavoz de la plataforma, que ha destacado que no son un movimiento político, ha afirmado que la no renovación del refuerzo Covid «implica un descalabro a nivel educativo pero también a nivel laboral».

«Aunque nos preocupe nuestro futuro laboral no estamos aquí por esa razón, no principalmente, estamos aquí porque llevamos seis meses en las aulas y sabemos lo que implican nuestros despidos», ha recalcado.

La ponente ha explicado que el trimestre «no ha sido del todo real», ya que los profesores del refuerzo Covid empezaron a llegar a los centros a mediados de septiembre y siguieron llegando hasta bien entrado noviembre, y además la mayoría, más de la mitad, trabaja media jornada, por lo que van dos días y medio al centro.

Asimismo, ha relatado que al llegar a los centros se encontraron que sus perfiles eran nuevos y no estaban claramente definidos, y los centros tuvieron que actuar conforme a sus necesidades y posibilidades.

Igualmente, ha señalado que en «muchos casos» han tenido que hacer las tareas de los docentes que faltaban en los centros para desdobles o para sustituciones, sin poder dedicarse a la que tenían encomendada.

García ha recalcado que los niños han estado seis meses sin ir a clase, y que, como le dijo uno de sus alumnos de 10 años en matemáticas, han vuelto a las aulas sin acordarse «ni de cómo se coge el lápiz».

A este respecto, ha señalado que los resultados de las evaluaciones iniciales ponen de manifiesto que «no solo no se habían asentado los contenidos del último trimestre sino que se habían olvidado muchos de los trabajados anteriormente de manera presencial».

«Y es que hay un aspecto importante, que no se ha perdido un trimestre cualquiera, se ha perdido el último trimestre del curso, que enlaza con las vacaciones de verano», ha constatado.

En la misma línea, tras recalcar que un curso normal, sin confinamiento, ya es difícil volver a la rutina después de tres meses de vacaciones, ha lamentado que ahora que tienen «esa parte actitudinal», que tienen «la base», les echan.

También se ha referido a los grupos mixtos que se han creado con alumnos de distintos cursos, en las que los alumnos de cada curso ven contenidos distintos, para recalcar que sin los refuerzos sería «imposible asegurar una educación de calidad en estas condiciones».

En cuanto al gasto que supondría su renovación hasta final de curso, que ha cifrado en 18 millones si todos tuvieran jornada completa, ha señalado que «es una inversión de futuro».

Por otro lado, ha recordado que el consejero de Educación, Enrique Ossorio, se comprometió a mantenerles mientras la situación educativa y sanitaria lo requiriese, y ha aseverado que «la situación educativa y sanitaria lo requiere».

«Que nos quedemos no es una petición solo de refuerzos Covid, lo pide toda la comunidad educativa, lo pide el alumnado, lo piden los docentes de las plantillas estables, lo piden los equipos directivos, lo piden las familias de manera individual y a través de las AMPA y de la FAPA (Francisco Giner de los Ríos), lo piden todos los sindicatos», ha señalado, para agregar que también lo ha pedido la Asamblea, por lo que «debe hacerse porque es un mandato democrático, porque representa la voluntad de la sociedad madrileña y porque es la única manera de que más de 20.000 alumnos no pierdan el curso».

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Jacinto Morano, ha calificado de «inadmisible» que la Consejería de Educación argumente que la PNL aprobada por la Asamblea la semana pasada con los votos a favor de PSOE, Más Madrid y Unidad Podemos y las abstenciones de PP, Cs y Vox, «dice que hay que mantener a todos y no a los 1.117», y ha destaco que «todos son todos».

«Si despides a uno solo no estás cumpliendo una PNL que dice que hay que mantener a todos», ha aseverado, para pedir al consejero que no ponga «excusas de mal pagador» y que diga si va a cumplir o no la PNL.

En la misma línea, el diputado de Más Madrid Antonio Sánchez ha afirmado que «lo que está ocurriendo es una cosa muy grave», para señalar que el no cumplir la PNL «es convertir esta cámara en menos que nada».

Además, ha constatado que en la Comunidad de Madrid hay «un problema histórico de ratios», y que la pandemia «ha cogido a todos y a todas por sorpresa, pero coge por sorpresa sobre todo a quienes más lo necesitan, ampliando una brecha que puede perseguirnos durante generaciones si no se corrige».

La portavoz del PSOE, Isabel Aymerich, ha denunciado que «el Gobierno regional no se siente vinculado con las iniciativas que aprueba esta Cámara», al tiempo que ha subrayado su preocupación por la situación en los centros después de las vacaciones de navidad si no se renuevan los refuerzos, ya que un nuevo brote de Covid «podría traer como consecuencia nuevos confinamientos de alumnos que volverían a entrar en desfase curricular y por tanto precisarían de su atención».

En este punto, ha criticado las «contradicciones tan flagrantes» del Gobierno regional, que «dice que no hace falta refuerzo Covid porque esto está más que superado» mientras construye un hospital de pandemias.

La portavoz de Vox, Alicia Rubio, ha abogado por «revisar la necesariedad de los puestos», y ha manifestado que lo que le preocupa es que «al final en esta batalla lo importante no sean los niños».

«El dinero público es una manta, si se tira de un sitio naturalmente se desatiende otro sitio», ha señalado, para agregar que si son necesarios estarán «totalmente de acuerdo con su renovación».

CIUDADANOS INSTA A ENCONTRAR UNA SOLUCIÓN

Por parte de Cs, Eva Bailén ha dicho que «la cuestión no es si son necesarios o no», ya que no cree que «nadie lo cuestione», y ha recordado que «la pandemia aún no ha pasado», al tiempo que ha reconocido que un trimestre no es suficiente para recuperar, por lo que ha dicho que confía en que la Consejería de Educación «encuentre una solución».

Desde el PP, Pedro Corral, ha señalado que hay un plan de refuerzo para todo el curso dotado con 23,4 millones de euros, por lo que confía en que esos 20.000 alumnos no pierdan el curso.

En cuanto a la PNL, ha criticado que «vino a aportar más confusión de modo premeditado al generalizar la situación del profesorado de refuerzo para el primer trimestre con la de los profesores contratados hasta final de curso para garantizar los desdoblamientos y la reducción de ratios por motivos sanitarios», al tiempo que también ha criticado que se confunda el refuerzo de la concertada, los 119 profesores que acaban también su contrato en este trimestre, con los que se van a mantener por desdoblamiento.

Corral ha señalado que la Comunidad de Madrid se comprometió a contratar a más de 10.000 docentes y ha hecho más de 20.000 contrataciones, y que a día de hoy cuenta con 60.200, que «es el mayor récord en la Educación pública de la Comunidad de Madrid», mientras «ninguna comunidad autónoma ha hecho un esfuerzo similar», ya que «Madrid lidera las cifras de contratación de profesorado en España», al aglutinar más del 35 por ciento de los profesores que se han contratado en España».