Quantcast

El notario de Mahón al que acudió Martínez para protocolizar SMS declarará ante el juez de Kitchen

El notario de Mahón (Menorca) al que acudió el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez para protocolizar unos ‘SMS’ que supuestamente habría cruzado con el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz comparecerá el próximo lunes, 14 de diciembre, ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón por videoconferencia.

Así lo ha acordado el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 en una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, tras recibir un escrito del notario Alberto Vela Navarro-Rubio solicitando poder comparecer como testigo de forma telemática.

Dicho escrito, firmado por el abogado Juan Pedro Cortés y fechado el pasado 4 de diciembre, al que también ha tenido acceso Europa Press, relata los perjuicios profesionales y personales que le pueden ocasionar si tiene que trasladarse hasta Madrid para testificar en el marco de la pieza 7 del caso ‘Tándem’, que investiga el despliegue en 2013 de un dispositivo parapolicial, sufragado con fondos reservados del Ministerio del Interior, entorno al extesorero del PP Luis Bárcenas.

El letrado señala que Vela, quien asegura estar «plenamente dispuesto a colaborar con la justicia y prestar declaración tantas veces como sea llamado», reside y ejerce su actividad económica y profesional en Mahón.

Así, afirma que para garantizar su presencia en la Audiencia Nacional a la hora a la que está citado –a las 10.00 horas–, y de acuerdo a los horarios de los vuelos que parten desde Menorca hasta la capital, tendría que viajar el domingo y volver a última hora del lunes.

TENDRÍA QUE CERRAR LA NOTARÍA DURANTE TODO EL DÍA

Ello supondría «en definitiva, cerrar la notaría durante todo el día 14 de diciembre (teniendo que desatender las citas ya comprometidas), al igual que no poder atender al deber de cuidado de sus hijos por la tarde», ya que su mujer trabaja, explica.

Ante esta situación, el juez instructor García Castellón ha aceptado la petición de declarar por videoconferencia desde los juzgados de instrucción de Mahón, fijándola para el mismo día que estaba prevista, pero adelantando la hora señalada a las 09.15 horas.

Ese mismo día, el magistrado también escuchará a Enrique A. Franch Quiralte, el otro notario al que acudió Martínez para registrar unos mensajes que, según defiende, demostrarían que él tenía conocimiento de un operativo «legal» montado para espiar al extesorero ‘popular’ y a su familia porque el ex ministro del Interior le pidió que recabara información.

Aunque ambos notarios están citados en calidad de testigo, el notario de Mahón podrá ir acompañado por un letrado, ya que el magistrado, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, acordó incoar diligencias e inhibirse a favor de un juzgado del municipio menorquín para que le investigue por un presunto delito de violación de secretos.

Según explicó el juez en un auto del pasado 23 de noviembre, el notario pudo cometer el delito el pasado mes de marzo cuando se puso en contacto con Martínez –con quien mantiene una relación de amistad– para preguntarle cómo se podían borrar unos mensajes.

Esta conversación podría haber tenido lugar después de que se le requiriera judicialmente, y con la expresa advertencia del carácter secreto de las actuaciones, una copia del acta notarial de los mensajes protocolizados.

Martínez defendió ante el juez, así como en un recurso contra la imputación del notario, que la eliminación de estos ‘whatsapps’ estarían relacionados con un «chiste con imágenes subidas de tono».

EL CAREO NO ACLARÓ NINGUNA CONTRADICCIÓN

Las citaciones llegan después de que Anticorrupción concluyera que en el careo que se celebró el pasado 13 de noviembre entre el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez no se consiguió aclarar ninguna de las contradicciones que había manifestado previamente en sus respectivas declaraciones como investigados por la operación ‘Kitchen’.

Los fiscales solicitaron al juez García Castellón que llamara a declarar a los notarios, ya que en contra de los que sostiene Martínez, el exministro niega ser autor de los mensajes e incluso cuestionó el modo en el que se levantó una de las actas notariales.