Quantcast

La Infanta Elena aprende la lección y no acepta regalos de nadie

La Infanta Elena, hija mayor de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía ha participado un año más en la famosa subasta de capones de Cascajares, que viene siendo tradición desde hace 21 años. Alfonso Jiménez, presidente de la marca, ha contado este año con la inestimable ayuda de la duquesa de Lugo, que no dudó en participar en un vídeo para anunciar la subasta que debido a las restricciones de la pandemia ha tenido que hacerse de forma virtual.

Un vídeo que se ha hecho viral

La hermana del Rey Felipe VI no ha dudado en plantarse ante la cámara para lanzar su mensaje: «Este año, la tradicional subasta de Cascajares tendrá lugar de forma virtual«, así anunciaba la infanta las novedades de esta edición. Con el pelo suelto, utilizando su despacho y mirando al frente, la primogénita del rey emérito ha contado que «Nuestra ayuda es muy importante para que los jóvenes de la Fundación PRODIS tengan una vida mejor”. No es la primera vez que la madre de Froilán colabora con Cascajares, el año pasado incluso asistió a la subasta celebrada en el hotel Palace de Madrid. Con esta última colaboración ya seis las que lleva trabajando codo con codo con ellos. Ahora, adaptándose a la nueva normalidad su presencia ha sido virtual, pero no por ello menos comprometida.

Alfonso Jiménez, dueño y presidente de esta empresa familiar de Castilla y León, no dudó en contactar con la duquesa para apoyar una vez más su iniciativa y recaudar una gran cantidad, que este año, y como en lo últimos será donada en su totalidad a la fundación PRODIS, encargada de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y ayudar a sus familias a través de programas de formación e inclusión laboral. En anteriores ediciones el dinero recaudado había ido a otras entidades como la Asociación Española contra el Cáncer y Aladina.