Quantcast

El precio de la vivienda disminuirá en siete de cada diez provincias en 2021

El precio de la vivienda disminuirá en siete de cada diez provincias españolas en 2021 y crecerá de forma muy moderada en el resto, según las previsiones de CaixaBank Research para el año que viene, realizadas a partir de datos del INE y del Gobierno.

Así se extrae del último informe del servicio de estudios, que ha detectado que la actividad del mercado inmobiliario se está recuperando de la caída experimentada durante el primer confinamiento.

El informe constata que, en el tercer trimestre de 2020, las compraventas de vivienda y los visados de obra nueva han recuperado gran parte del terreno perdido, una tendencia que se prevé que se afiance en 2021.

En cambio, el impacto de la crisis en el precio de la vivienda ha sido «relativamente moderado» y el estudio augura una cierta corrección en el tramo final de 2020 y la primera mitad de 2021.

El estudio prevé incrementos «moderados» del precio de la vivienda en cerca de un tercio de las provincias españolas, entre las cuales destacan Málaga (+2%) y Madrid (+0,8%), de manera que el ajuste de previsiones a la baja en el último año ha sido generalizado.

Destaca que el mayor ajuste de previsiones entre octubre de 2019 y octubre de 2020 se ha producido en las provincias urbanas, y mientras que hace un año los modelos predecían una revalorización de la vivienda del 5% en promedio a un año vista en las mismas, actualmente predicen un ligero descenso de los precios entre el tercer trimestre de 2020 y el tercer trimestre de 2021 (-0,2% en promedio).

FONDOS EUROPEOS

CaixaBank Research ha sostenido que el Plan de recuperación europeo Next Generation EU (NGEU), dotado con 750.000 millones de euros, podría tener un impacto «considerable» en el sector inmobiliario europeo porque uno de los objetivos principales es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

«Está claro que la renovación del parque de edificios europeo, donde se realizar un 40% del consumo energético del continente, será clave para lograr este objetivo climático», ha añadido.

Según el organismo, el impacto económico provocado por la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de crear un amplio parque público de viviendas en alquiler para «solventar la actual carestía y tener la capacidad para dar una solución habitaciones a la población más vulnerable».

DEMANDA DE VIVIENDA

El informe ha constatado que la demanda de vivienda «se ha recuperado muy rápidamente» desde verano y que hay una dicotomía entre la evolución de la vivienda nueva y la de segunda mano.

La compraventa de vivienda nueva ha repuntado con fuerza (+29,2% interanual), mientras que la compraventa de segunda mano sigue descendiendo en términos interanuales.

En consecuencia, el peso de las compraventas de vivienda nueva ha alcanzado el 22,2% del total, frente al 18,4% que representaron en 2019.

La compraventa de viviendas unifamiliares ha cobrado fuerza durante la pandemia y en el tercer trimestre marcó el máximo de la serie histórica, con el 20,4% del total de transacciones registradas en ese trimestre.

«Se constata así un cierto cambio en las preferencias de los consumidores, que buscan viviendas con mayor superficie y espacios abiertos, como terrazas y jardines, como consecuencia de los meses de confinamiento que forzó la crisis sanitaria», ha señalado.