Quantcast

Fundación Alternativas y Ecoembes piden que la sostenibilidad sea «eje central»

La Fundación Alternativas y Ecoembes han presentado este miércoles 9 de diciembre el ‘Informe sobre sostenibilidad en España 2020’ con el que han reclamado la «aceleración» de una transición ecológica que pivote la sostenibilidad como «eje central» de las políticas que se lleven a cabo.

Este estudio ha servido para identificar la evolución de diferentes aspectos «básicos» en el medio ambiente español en los últimos 20 años, y también el grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos por el país, tanto a nivel internacional como con la UE.

El informe ha contado con la participación de más de ocho autores que han sido los encargados de analizar ocho ámbitos ambientales, como la descarbonización, el transporte sostenible, la biodiversidad, el sistema agroalimentario, la gestión del agua, la ocupación del territorio, la calidad del aire y la economía circular.

El acto de presentación ha estado presidido por el vicepresidente de la Fundación Alternativas, Diego López; la directora de relaciones externas y RSC de Ecoembes, Begoña de Benito y el director general del Servicio Jurídico y ex director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, quien ha sido el encargado de presentar las principales conclusiones del documento.

«El cambio climático es incuestionable. En los últimos años se ha acelerado enormemente la necesidad de actuar. Vamos hacia un modelo en el que la sostenibilidad debe ser el eje de la actividad reglamentaria, de la conducta de los operadores económicos y del propio modo de vida de la sociedad», ha sostenido Calleja, que ha recalcado que la pandemia del coronavirus ha subrayado que la solución pasa por actuar porque «la propagación de pandemias es cada vez un asunto más frecuente».

Otra de las principales conclusiones que refleja el informe es que ya no hay tiempo y define la próxima década como la «última» para actuar de una manera «radical» a como se ha actuado en los últimos 20 años y así poder «garantizar el desarrollo y bienestar de los ciudadanos».

Ambas organizaciones han recordado que desde hace más de 20 años, diferentes organismos internacionales, europeos y nacionales establecieron el año 2020 como «un año disruptivo» para el desarrollo sostenible; sin embargo, «parece que va a ser así» debido a la mala planificación y al escaso cumplimiento de los objetivos.

«La lucha contra el cambio climático se ha convertido en el primer desafío mundial. Corre peligro la existencia de los seres humanos», ha lamentado López que ha apelado a que Europa debe ser quién lidere la transición ecológica. «Estados Unidos y China van en cabeza en el desarrollo tecnológico pero la UE lidera la transición ecológica y debe reforzar su posición porque no hay recursos energéticos fósiles, por lo que no nos interesa un desarrollo de estos recursos», ha sostenido el vicepresidente de Fundación Alternativas.

Por su parte, Begoña de Benito ha abogado por «escuchar» a los expertos y ha advertido que el coste de no actuar será «más caro» que el coste que de las medidas que se tomen. «Debemos tomarnos en serio las políticas de prevención y de mitigación de riesgos. Hay que contribuir a luchar contra el cambio climático y para ello hay que implementar la idea de que es el momento», ha subrayado.

MEDIDAS Y RECOMENDACIONES

El informe, coordinado por José Luis de la Cruz, profundiza en cada uno de los ocho temas en torno a los que gira el documento. Por ello, De la Cruz ha resaltado la necesidad de potenciar la formación y concienciación a los trabajadores para poder lograr una descarbonización «total» de la economía.

En cuanto al transporte, el documento revela que el vehículo privado representaba en 2018 el 78 por ciento de la movilidad nacional aunque aclaran que la solución no pasa por la prohibición total del uso del coche sino «por el diseño de ciudades en las que no haga falta desplazarse en dicho medio».

Por ello, se recomienda fomentar la reducción de viajes, sobre todo de cara a favorecer modos más sostenibles y eficientes y a su vez integrar el transporte público como «eje vertebrador» del sistema de movilidad urbano.

BIODIVERSIDAD Y ALIMENTACIÓN

De cara a proteger la biodiversidad, Fundación Alternativas pone de manifiesto la «importancia de la implicación» por parte de la población, ya sea de forma directa o a través de organizaciones sociales, empresariales y administraciones. En este contexto, la fundación señala la «necesaria» toma de conciencia sobre la convivencia y adaptación del hombre al sistema natural como fórmula para conseguir la transición ecológica.

Asimismo, en cuanto al sistema agroalimentario, se pretende apostar por una cultura alimentaria basada en un consumo sostenible y saludable, con alto contenido en frutas, legumbres y hortalizas frescas y de temporada, y un consumo reducido de productos procesados y de origen animal.

También se considera necesaria una fiscalidad para proteger, conservar y utilizar el potencial del capital natural de gran valor que tiene España en su territorio, lo que permitirá, según el informe, el mantenimiento de la prestación de los servicios ecosistémicos que presta y servirá como financiación de las inversiones necesarias para la mejora de las condiciones de vida de la población en el medio rural lo que ayuda ante el reto demográfico de gran parte del territorio español.

CALIDAD DEL AIRE Y ECONOMÍA CIRCULAR

Respecto a la calidad del aire, el documento recomienda implantar zonas de bajas emisiones en núcleos urbanos e integrar las políticas de salud, calidad del aire y cambio climático para «evitar errores del pasado como la promoción de los vehículos diésel».

Por último, se recalca que se debe facilitar el desarrollo de la Estrategia Nacional de Economía Circular mediante una hoja de ruta 2020-2030 consensuada a través de un debate público, mientras que para las políticas de gestión de agua se demanda una estrategia coordinada a largo plazo en la que se consigan los objetivos en términos de desarrollo sostenible, como la reducción de afluentes contaminantes, eficiencia en el uso de agua o la conservación de diversidad biológica en ecosistemas acuáticos.