Quantcast

Chronos: Before the Ashes – Una precuela de gran nivel

Uno de los mejores soulslike de pequeño presupuesto del año pasado, Remnant, nos dejó un muy buen sabor de boca. Introducía algunas mecánicas nuevas al género. Y sin innovar, sin inventar, daba un soplo de aire fresco. Pero esa era la segunda parte. El primer juego era Chronos: Before the Ashes, que ahora llega a consolas. Seguimos con el género Soulslike, pero con mucho puzle. Gunfire Games firma su desarrollo.

Se nos presenta un juego con un componente innovador: El tiempo. Seguimos ante un Dark Souls en el que deberemos atacar, bloquear y esquivar haciendo uso de nuestra energía. Deberemos conocer a los enemigos para saber el tiempo correcto en el que contraatacarles y acabar con ellos. Debemos ir avanzando sin una guía. Abriendo puertas, desbloqueando puzles y con la sensación de no saber hacia dónde estamos yendo.

Este es uno de los secretos del juego. No saber si estamos haciéndolo bien o mal, porque el juego no nos da apenas pista sobre ello. Deberemos ir combatiendo, avanzando, completando puzles, que en su mayoría son simples… En todo momento vas a estar en tensión y te lo vas a pasar bien. Al final el juego no se hace repetitivo y siempre habrá algo nuevo por hacer o una nueva zona por descubrir.

Una precuela muy interesante

Chronos: Before the Ashes – Una precuela de gran nivel

Empezaremos la aventura con un héroe o heroína con 18 años. El punto especial de este juego es que cada vez que muramos, pasará un año. Vamos a ver como el héroe va cambiando a medida que pasan los años. También se van a desbloquear mejoras por un lado e irán deteriorándose otras por otro lado. Por ejemplo, con 50 o 60 años no seremos tan ágiles, pero tendremos mucha habilidad de magia. También de sabiduría.

Este juego apareció para Oculus Rift y contaba con un modo de cámara que se ha cambiado totalmente. Oculus es un sistema de realidad virtual y este juego lo utilizaba en su favor. Podíamos mover la cabeza y ver hacia dónde dirigirnos mediante cámaras fijas. Teníamos la opción de jugar un soulslike diferente. Este Chronos ha cambiado eso por una cámara en tercera persona y tradicional.

Sigue siendo un gran juego de no muy alto presupuesto, sin embargo, se ha perdido el modo innovador y sorprendente de la cámara del juego original. De todas formas, como decimos, no ha perdido in un ápice de calidad, solo el factor sorpresa y diferencial. De todas formas, sigue resultando muy divertido y os animamos a que le deis una oportunidad, sobre todo si os gusta el género. No os va a decepcionar, y todavía mantiene el factor del tiempo al morir, algo que nos ha encantado.

Chronos juega con el tiempo

Chronos: Before the Ashes – Una precuela de gran nivel

En cuanto al aspecto gráfico, si que tenemos que decir que se nota que Chronos no es un juego recién sacado. Han pasado los años, que no son demasiados, por él rápidamente. Y por eso se ven unos modelados, y texturas más propias de la generación pasada. Además, se ve a 30fps, lo que le resta fluidez. Pero bueno, salvando que es un juego con un presupuesto no demasiado alto, se ve bien y se puede jugar bien.

En cuanto a su banda sonora, el juego cumple sin destacar. Tiene unos efectos sonoros que están bien y son variados. También está en español, para que podamos enterarnos perfectamente de la historia del juego.

Chronos: Before The Ashes ha llegado a todas las consolas para ser un Soulslike más. Es el predecesor de Remnant y todos los que jugaron aquel pelotazo, querrán ver de dónde venía todo. Esta es la precuela de aquel juego desarrollado por Gunfire Games. Si os gustan los juegos de este género y queréis uno nuevo que suponga un reto y que meta el componente del tiempo en el personaje, Chronos es vuestra elección. No os decepcionará.