Quantcast

Ni frito ni en croqueta, así se hacen los huevos encapotados

Los huevos son un alimento que forman parte de los primeros escaños de la pirámide alimenticia, considerados como la opción más saludable y deliciosa para un buen desayuno e incluso para una cena. En croqueta, rellenos , cocidos, en tortilla, con tomates o sin ellos, acompañados o solos, son ricos en proteína y aportan nutrientes necesarios para una dieta sana.

El top de las formas para preparar huevos es la conocida como ‘huevos al colchón’ o encapotados, que combina lo crujiente de una croqueta, lo sutil de la salsa bechamel y el huevo frito. Esta deliciosa y compleja receta forma parte de los recetarios españoles y aunque se considera una preparación difícil, nunca ha dejado de ser una opción deliciosa para variar el menú de la semana.

La preparación de esta croqueta ‘divinura’ forma parte de uno de los libros más famosos de la gastronomía española hecho por Simone Ortega. La técnica y el amor con el que lo realices tendrá efecto en el platillo, pues no solo se trata de envolver huevos fritos en salsa bechamel y rebosarlos para freír, también se trata de delicadeza y minuciosidad en los pasos.

¿Cómo hacer los huevos encapotados?

Ni frito ni croqueta, hacer huevos encapotados exquisitos
Pasos para una receta exquisita.

Lo primero que debes saber es que uno de los secretos para hacer huevos encapotados es realizar una salsa bechamel densa, manejable y cero grumosa. Esta debe estar completamente a temperatura ambiente.

Mientras que los huevos debes hacerlo con poco aceite y tener en cuenta que la yema debe quedar líquida, o sea suave.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES EL TIEMPO ATMOSFÉRICO

La receta debes planificarla con tiempo , pues para lograr unas croquetas perfectas la salsa bechamel debe estar en su punto. Es decir que si aún no ha tomado la consistencia y temperatura necesaria, puede que se esparrame o simplemente se derrita al calor del aceite.

Además, debes contar con un molde circular para recortar a la perfección los huevos. Puedes utilizar uno de aproximadamente de 8 x 4,5 cm , si no tienes alguno de ese tamaño puedes utilizar uno para recortar galletas. La idea es que no queden ni muy pequeño ni muy grandes.

Cuando realices las croquetas debes tener máximo cuidado de no botar la yema, el toque especial del platillo, por lo que el manejo delicado es primordial. Recuerda que cuando cortes la croqueta, la yema del huevo jugará un toque importante en el paladar.

Ingredientes

Ingredientes para croqueta
Croquetas listas para comer.

5 huevos
80 ml de aceite de oliva suave
800 ml de leche entera
70 gramos de mantequilla
70 gramos de harina
1 cucharada de sal
Pimienta negra al gusto
250 gramos de pan rallado
Aceite de oliva

Preparación

Paso 1 la salsa bechamel

Paso 1 la salsa bechamel
salsa bechamel densa.

El primer paso es hacer la salsa bechamel de forma tradicional. En una olla deberás derretir la mantequilla a fuego lento y cuando esté en su punto puedes añadir la harina. Remueve la mezcla siempre manteniendo el fuego lento durante 2-3 minutos.

Posteriormente, añade la leche y sigue removiendo a fuego lento hasta conseguir una salsa cremosa. Añade la sal y pimienta negra al gusto, remueve nuevamente y colócala en un recipiente para que se mantenga a temperatura ambiente.

Paso 2 los huevos fritos

Paso 2 los huevos fritos
Dejar siempre la yema líquida.

En un sartén previamente caliente con el aceite de oliva, cocina los huevos. Deja tostar por un lado y mantente atento a que la yema quede líquida, de lo contrario no funcionará.

Luego que estén tostados por un lado, retira con mucho cuidado y echa sal al gusto.

Paso 3 encapotar los huevos

Paso 3 encapotar los huevos
Huevos con bechamel.

En este procedimiento debes tener cuidado , recuerda que las yemas de los huevos deben permanecer intactas.

Cubre el fondo de una bandeja de vidrio con papel transparente o papel ‘film’, esto evitará que los huevos y la salsa se peguen al molde. Luego unta con aceite de oliva el papel y coloca una capa de salsa bechamel.

En ese mismo orden, coloca los huevos con delicadeza y echa una segunda capa de salsa bechamel de forma que los huevos queden cubiertos. Refrigera por 12 horas para que la salsa se mantenga firme.

Paso 4 hacer las croquetas

Paso 4 hacer las croqueta
Preparación de los huevos para hacer croquetas

Saca la bandeja con delicadeza y procede a recortar cada huevo con un molde circular. Cuando tengas los círculos de huevo con bechamel, procede a pasarlos por una mezcla de huevo batido. Recuerda que debes tener cuidado para no derramar la yema.

A continuación en un sartén con abundante aceite de oliva y previamente calentado , coloca los huevos despacio y con un cuchara trata de echar aceite por encima para que estos comiencen a dorarse por la parte superior.

Es importante que no des la vuelta a los huevos, recuerda que la yema está líquida y al girarlo podrías perder el procedimiento. Si deseas arriesgarte, trata de que el sartén tenga suficiente aceite.

Cuando ya estén dorados y puedas notar que es una brillante y crujiente croqueta retira y sirve.

Esta receta mayormente se come sola, pero si prefieres puedes acompañarla con alguna ensalada, patatas fritas o arroz. También puedes comerla con una salsa de tu preferencia o de tomate casera.