Quantcast

Elkartu: Durante la pandemia «se han vulnerado los derechos» de las personas con discapacidad

La Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Guipúzcoa, Elkartu, ha denunciado que con la pandemia de covid-19, se han dado «situaciones de vulneración de derechos, discriminación y exclusión social» para las personas con discapacidad, que han «incrementado el riesgo de vulnerar derechos reconocidos por la Convención Internacional».

La Federación ha desarrollado durante nueve meses un proceso participativo con el objetivo de «visibilizar y dar voz a las personas con discapacidad». El proceso se ha desarrollado en tres fases: durante el confinamiento, durante la fase de desescalada y en la «nueva normalidad».

Entre los objetivos principales de la campaña están «visualizar y dar voz» a las personas con discapacidad en un contexto en el que «se ha invisibilizado» al colectivo para «generar espacios y oportunidades» a través de los cuales puedan plantear sus «demandas, denuncias y propuestas».

También han querido «detectar carencias entre las personas con discapacidad para su posterior traslado a las instituciones competentes», e impulsar la participación de las personas con discapacidad y «concienciar a la sociedad sobre los derechos adquiridos y la necesidad de garantizar una sociedad plenamente inclusiva».

En el proceso participativo se han recogido las opiniones y testimonios de más de 300 personas con discapacidad. Ahora, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra este jueves, se iniciará una campaña en redes sociales para socializar las conclusiones del proceso.

«TRANSFORMAR LAS POLÍTICAS»

Elkartu insiste en la necesidad de transformar las políticas públicas en el ámbito de la discapacidad, con el propósito de que faciliten «el modelo de vida independiente» para que estas personas puedan «elegir libremente dónde, cómo y con quién vivir para desarrollar su proyecto de vida».

Para ello son necesarios «los apoyos, tanto los referidos a la vivienda, los ingresos dignos, la asistencia personal o los productos de apoyo, sin los cuales, tal y como se ha demostrado a lo largo de la pandemia, las personas con discapacidad se encuentran abocadas a depender de las familias o a la institucionalización».

La federación también ha denunciado la ausencia de un modelo de gobernanza colaborativa consolidado. «Se reconoce el derecho que tenemos a la hora de participar en la toma de decisiones sobre cuestiones que repercuten en nuestros derechos o en nuestra calidad de vida, pero a la hora de la verdad, no se lleva a cabo», ha lamentado.

Asimismo, en cuanto a las políticas basadas en la institucionalización, en opinión de la Federación «incrementan el riesgo de segregación». «Para hacer frente a este tipo de situaciones, es imprescindible cambiar de rumbo y aportas por principios como la igualdad, la no discriminación, la accesibilidad o la ética», ha concluido Elkartu.