Quantcast

Pablo Alborán: estos son los secretos de su vida privada

No es fácil la fama, por mucho que uno aspire a ella y la haya deseado durante toda su vida. Hay que pagar un peaje muy alto por entrar en ese mundillo de los elegidos. Los que salen en televisión, los que llenan conciertos, los actores, actrices y otra gente de la farándula que está en boca de todo el mundo. Pablo Alborán, como cualquier otro que se haya visto catapultado a ese mundo por su talento, seguramente que se habrá visto abrumado por las preguntas y el interés sobre su vida, su pasado y su intimidad. Gajes del oficio.

Pablo Alborán es un cantante malagueño de solamente 31 años, y que lleva ya unos cuantos en lo más alto de la escena musical. Es una persona tímida, cerrada y a la que no le gusta demasiado hablar de sus intimidades y de otras cuestiones personales. No obstante, cuando uno está en su posición muchas veces no le queda más remedio que asumir las preguntas sobre el tema y soportar las especulaciones que se hacen a propósito de la intimidad de uno en los medios de comunicación.

La salida del armario

pablo-alboran

Este pasado mes de junio tuvo lugar el bombazo. La prensa rosa y los programas de televisión sensacionalistas, así como los fans del músico, llevaban años especulando con esta cuestión. Se sospechaba que Pablo Alborán podría ser homosexual, pero ni él lo había confirmado ni se le había pillado con ningún hombre que pudiese probar las sospechas. Tras años de dimes y diretes, el propio artista malagueño decidió que era el momento de dejar atrás los secretos y contar abiertamente su orientación sexual.

“Siempre he luchado en contra de cualquier expresión que vaya en contra de cualquier libertad, desde el racismo, xenofobia, machismo, transfobia u homofobia. Hoy quiero que mi grito se haga un poco más fuerte y tenga más valor y peso”, dijo en un vídeo publicado en su Instagram. “Estoy aquí para contaros que soy homosexual. Que no pasa nada. Que la vida sigue igual. Yo necesito ser un poquito más feliz de lo que ya era. Mucha gente lo supone, lo sabe o simplemente le da igual. En estos tiempos en que todos nos sentimos extraños, nos replanteemos la vida, el trabajo, lo que nos hace feliz y lo que no. Creo que en muchas ocasiones nos hemos olvidado del amor que nos une, ese que nos hace más fuertes y mejores y hoy desde ese amor me gustaría contaros algo muy personal”.