Quantcast

Los goles y las jugadas más míticas que encumbraron a un mito

Diego Armando Maradona, mejor conocido por todos en el mundo del balompié simplemente como Maradona, el tal vez mejor jugador en toda la historia del fútbol, terminó siendo uno de los deportistas más emblemáticos, polémicos y ganadores que se ha podido ver en la existencia de Argentina.

‘El Pibe de Oro’ fue reconocido por diversos especialistas en la materia, ex futbolistas, amantes de esta disciplina y diferentes periodistas internacionales como el mejor jugador en toda la historia gracias a los mágicos goles e increíbles acciones que realizó dentro del campo en sus veintiún años de carrera profesional.

Diego Armando Maradona militó en diversos equipos, con los que consiguió la gloria eterna, tales como: Argentinos Juniors (1976-81), Boca Juniors (1981-82), FC Barcelona (1982-84), Napoli (1984-92), Sevilla (1992-93), Newell’s Old Boys (1993-94) y por segunda vez con los Xeneizes (1995-97), último conjunto en el que jugó para después retirarse.

Luego de analizar minuciosamente la carrera del ‘Pelusa’, quien terminó siendo considerado como el hombre más influyente del deporte rey, el diario Qué! decidió llevar a cabo una breve lista con los momentos más majestuosos que él ha podido protagonizar en la cancha.

Diego Armando Maradona y la mano de Dios

Diego Armando Maradona, uno de los hombres más insignes del fútbol, cambió la historia de este deporte con el tanto que marcó en el partido entre Argentina e Inglaterra por los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA de 1986, cuya realización se llevó a cabo el 22 de junio en el Estadio Azteca de la Ciudad de México, el cual terminó siendo llamado como ‘La mano de Dios’.

Esta anotación fue considerada por gran parte de la comunidad del fútbol como antirreglamentario, intencional, merecedor de tarjeta roja y determinante para el triunfo de la selección albiceleste 2-1, el cual les concedió el pase a la siguiente instancia de este torneo tan importante a nivel de conjuntos nacionales.

«Un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios. El gol sigue siendo un gol, Argentina se proclamó campeona del Mundial y yo fui el mejor jugador del mundo. No puedo cambiar la historia. Si pudiera disculparme, viajar atrás y cambiar la historia lo haría», dijo Diego Armando Maradona después del fin del encuentro y en reiteradas entrevistas concedidas a los medios de comunicación.