Quantcast

Ventajas de utilizar sistemas biométricos para garantizar la seguridad

En la sociedad actual, la seguridad es imprescindible. En este aspecto, la tecnología presenta grandes avances, como las aplicaciones de reconocimiento facial o de huellas dactilares. Estos son conocidos como sistemas biométricos, en los que cada vez se realizan más investigaciones.

La inteligencia artificial es una nueva manera de garantizar la seguridad en ciertos aspectos de la vida, ya que los sistemas que se comercializan son cada vez más refinados y específicos. El reconocimiento facial existe en el sector tecnológico desde hace años, pero ante la gran demanda y la necesidad de seguridad en estos últimos meses, se hace más necesario y las empresas comienzan a ofrecer propuestas más inteligentes e innovadoras para mejorar el día a día de los ciudadanos, no solo en seguridad, sino también en comodidad.

Y no solo para los ciudadanos, sino que muchas empresas de gran tamaño aplican ya los sistemas biométricos en sus instalaciones para asegurar la protección de las mismas y para que la información confidencial que puedan guardar en ellas se encuentre a salvo. Estas son las ventajas de utilizar sistemas biométricos para garantizar la seguridad:

Restringir el acceso parcial

Los sistemas biométricos permiten que solo determinadas personas tengan acceso a aquello que se ha protegido. Una empresa puede restringir el acceso a una parte de la información o a ciertas estancias al personal que lo desee.

Dificultad de ciberataques

Estos sistemas biométricos dificultan cada vez más el saboteo o el intento de ciberataque, algo que se ha visto incrementado en los últimos meses, más aún, con la pandemia provocada por la Covid-19, con la que la mayoría de gestiones y transacciones se han realizado vía online.

Variedad de dispositivos

Dispositivos como teléfonos móviles, ordenadores o tabletas ya se venden con algún sistema biométrico de reconocimiento para desbloquearse, como huellas dactilares o reconocimiento facial. En el primer caso, el sistema depende de sensores táctiles y, en el segundo caso, de sensores ópticos.

Diferentes usos

La gran cantidad de dispositivos en los que se pueden aplicar los sistemas biométricos hace que sea una de las opciones más escogidas. Esta es una gran ventaja permite que su uso se extienda y se puedan emplear para obtener datos de una persona, para cerraduras, para identificar sospechosos de delitos o para rastrear contagios en la pandemia. De igual manera, las entidades bancarias permiten que sus clientes realicen transacciones de forma más rápida incluyendo estos sistemas en sus aplicaciones.

Rapidez

En el mundo en el que vivimos, en el que imperan las prisas, los avances tecnológicos como los sistemas biométricos nos ayudan a ahorrar tiempo y a llevar una mejor organización. Deshacerse de llaves para acceder a determinados lugares, de contraseñas para contar con cierto tipo de información o de documentos para identificarse es una de las grandes ventajas que brinda la biometría.

El amplio abanico de usos que se le puede dar a la biometría en la vida diaria y en las tareas cotidianas hace que cada vez se investigue más en este sector, garantizando la seguridad de los ciudadanos en todos los aspectos en los que se integre.