Quantcast

Trucos para calentar tu casa ahorrando en la factura de la luz

Ha tardado en llegar, pero el frío ya está aquí. Prácticamente de una semana para otra las temperaturas se han desplomado y ya estamos buscando soluciones para protegernos del gélido ambiente. Entre el teletrabajo y los confinamientos estamos pasando mucho tiempo en casa, donde a veces nos vemos obligados a encender la calefacción si no queremos morir de hipotermia. Esto, sin embargo, puede tener un efecto adverso muy negativo en tu economía si no sabes controlar bien el gasto energético. Tu factura de la luz puede dispararse.

Si a nada que descienden un poco las temperaturas enchufas la calefacción, la llevas clara con el recibo. Hoy en día existen un gran número de soluciones para mantener caliente el hogar sin tener que recurrir a la electricidad o, para que si lo haces, consumas y gastes luz de una manera sensata y asumible. No queremos sorpresas a final de mes, así que desde QUÉ! te contamos algunos de los mejores trucos para mantener calentita tu casa sin que tengas que pedir una hipoteca al banco.

La luz es un bien esencial, y muchas veces pagar su alto precio representa un gran problema para las familias.

ALFOMBRAS: GANA EN ESTILO, AHORRA EN LA FACTURA DE LA LUZ

Es una de las maneras más eficientes de combatir el frío en casa: coloca una bonita alfombra en el salón. Bonita, o fea, como tú prefieras, pero ten en cuenta que estos estilosos complementos pueden ayudarte a aislar térmicamente el suelo, y de ahí muchas veces es de donde llega más frío. Especialmente de suelos cerámicos. Las alfombras no solo sirven para decorar, sino que también repelen el frío y la humedad.

Otra alternativa son las moquetas, que son capaces de dejar hasta un 12% más de calor en la habitación. Aunque en nuestro país no sean tan habituales, son otra gran solución para el frío, aunque resultan algo más complicadas de limpiar.

Poner una alfombrita en el salón puede ayudarte a ahorrar en el recibo de la luz.