Quantcast

The Crown: un repaso a todo lo que se han “olvidado” en la temporada 4

The Crown, basada en la exitosa obra de teatro de Peter Morgan The Audience, cuenta la historia de la relación entre dos de las direcciones más famosas del mundo: el Palacio de Buckingham y el número 10 de Downing Street, y las intrigas, amores y maquinaciones detrás de los eventos que formaron la segunda mitad del siglo XX. Dos casas, dos cortes, una corona. Cada temporada tratará las rivalidades políticas e intrigas personales durante una década del reinado de la Reina Isabel II y explorará el delicado equilibrio entre su vida privada y la vida pública. La primera temporada comienza con una princesa de 25 años que se enfrenta a la abrumadora tarea de dirigir a la monarquía más famosa del mundo, al mismo tiempo que forja una relación con un dominante Primer Ministro curtido por la guerra: Winston Churchill (FILMAFFINITY).

Una primera temporada cuyo estreno tuvo lugar en el año 2016. Y cuya cuarta temporada, la más reciente, fue estrenada el pasado 15 de noviembre. Con diez episodios que, en su transcurso, se acercaban poquito a poco a nuestra época. Dejando atrás la década de los setenta.

Ha pasado poco más de una semana desde que la cuarta tanda de episodios de The Crown vio la luz, pero han sido suficientes para enamorar y exasperar en partes iguales. En una época algo delicada, debido a los conflictos que acontecía la sociedad, donde Diana Spencer pasa a convertirse en Diana de Gales y Margaret Thatcher pasó a ser la primera mujer en ocupar el puesto de Primera Ministra. Por todas estas cosas, y la manera en la que su creador lo ha contado, ha sucedido lo que estábamos comentándote.

Aunque no lo parezca, The Crown es una serie de ficción

Así es. Aunque no lo parezca, por todo el despliegue escenográfico, de medios, vestuarios… que dotan a la serie y a sus personajes de un realismo engrandecedor, The Crown sigue siendo una serie de ficción. Con lo que hace uso de la creatividad, e inventa cosas para que los sucesos mantengan consistencia narrativa y siga provocando interés. Con la intención de no producir daño, aunque a veces ello pasa desapercibido y provoque malestar e irritación (donde incluimos a personajes de la propia Familia Real Británica).

Por eso mismo, también The Crown ha dejado muchísimos acontecimientos fuera. No que los haya dejado en el tintero, sino que por ideología o lo que fuese, además de no contar varios de ellos, The Crown ha modificado también algunos rasgos históricos.

¿Quieres conocer lo que fue verdad y lo que se tomó licencias en The Crown? O mejor aún, ¿quieres saber todo aquello que la cuarta temporada de The Crown ha olvidado? Aquí van un par de ellos.