Maradona: los grandes momentos que ha dejado la estrella del balón

Parecía que iba a ser eterno en la tierra, pero ahora lo será en el corazón de sus fanáticos. D10S ha muerto. Maradona ha fallecido de un paro cardiaco a los 60 años. El Diego nos ha dejado algunos de los mejores momentos en el ámbito deportivo y algunos no tan buenos fuera del campo. “El Diego” era un ídolo de masas. Lo de su religión en Argentina es un hecho. La Iglesia Maradoniana ha perdido a su mesías, ahora se ha convertido en un santo.

Fue Campeón del Mundo en el año 86, jugó en el Barcelona. Llegó a Nápoles en donde conoció las mieles del éxito y también se codeó con lo peor. Marcó el gol del siglo XX e intentó resurgir en el Sevilla, pero ya era tarde para él. Se retiró en el equipo de su corazón, en Boca. Desde el palco de la Bombonera disfrutó de los grandes momentos del club Xeneize. Maradona ya es historia del fútbol. La Mano de Dios ya descansa en paz.

Su vida tras el retiro

Maradona: Los Momentos Que Ha Dejado

Aunque tuvo una oportunidad de volver a jugar en el año 98, finalmente descartó la oferta. Maradona dedicó su tiempo libre tras el fútbol a ser comentarista deportivo, hacer publicidad e incluso a ser presentador de televisión. La droga afectó mucho a su salud y en el año 2000 se sometió a una rehabilitación.

En 2005 se convirtió en entrenador de Boca Juniors. En este periodo consiguió bastantes títulos nacionales e internacionales. Sin embargo, la adicción a la bebida cortó su progresión. Una nueva oportunidad llegaba al dirigir a la selección argentina entre 2008 y 2010. Aunque clasificó a la selección para Sudáfrica 2010, acabó siendo eliminado por Alemania en cuartos.

En los últimos años y ya muy deteriorado de salud estuvo dirigiendo en los Emiratos Árabes y Bielorrusia antes de dar el salto a los Dorados de Sinaloa en México. Si apenas poder caminar volvió a Argentina para entrenar a su último club: Gimnasia y Esgrima. Esto desató el fanatismo de los aficionados que llenaban el campo para verle.

Descanse en Paz Maradona.