Quantcast

Efectos de la pandemia en la salud

Los efectos del confinamiento hacen mella entre la población. Más de 40 días encerrados en sus casas, los españoles vieron cómo se resintió su salud emocional y física. El que vivía solo, porque vivía solo; el que tenía hijos, porque resultó agotador; y una pareja sin descendencia podría decir que se aburre. ¿Existe una situación ideal no ver la luz del sol?

Como ya sabes, la respuesta es no. Los españoles respetaron, por lo general, las reglas del “enclaustramiento”. No salían apenas y tuvieron que cambiar sus costumbres a marchas forzadas por un bien común: la salud. Pero los efectos del confinamiento en el bienestar emocional están ahí y, antes o después, comenzarás a verlos si es que no los conoces ya.

Resultados de la encuesta sobre confinamiento

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hizo un test sobre los efectos del confinamiento en España y países de alrededor. Las más de 1.000 personas que respondieron a la encuesta ayudan a entender cómo afectó este reclutamiento a las personas debido al coronavirus.

Quién cumple y quién no

El primer efecto del confinamiento fue el cambio en el modelo de trabajo. El trabajo en remoto se convirtió en la única opción para muchos que no contemplaban en una vida anterior que esto pudiera ser para ellos.

Muchas personas sin empleo tuvieron que recurrir a los préstamos, lo que, aunque ayuda para salir de situaciones pasajeras, puede ser un elemento de tensión. Los que no han podido trabajar a distancia se han visto obligados a salir, motivo de más peso a la hora de abandonar los hogares españoles.

  • El 82% abandonó el hogar para hacer la compra.
  • El 49% salió de casa para trabajar.
  • El 24% acudió a casa de un familiar para ayudar.
  • El 14% no salió para nada.

Aunque la norma se cumplió en mayoría, hay quien no respetó las obligaciones que implica el estado de alarma y abandonó sus hogares para actividades varias. Estas no entran en los supuestos para hacerlo y corresponden a insensateces, poco espíritu solidario, aburrimiento o no ver peligro en ello.

  • El 7% salió a pasear cerca de su casa o a hacer deporte. Más el que vivía solo (14%) y menor de 35 años (11%).
  • El 6% aseguró que se fue a casa de amigos o familia. Por lo general, esto sucede más entre los que viven solos y son más jóvenes.

Cómo son los efectos del confinamiento

Un exceso de información tampoco ayuda a reducir los efectos del confinamiento en la salud. De hecho, no por tener más datos de todo se sabe más. Este exceso produce confusiones y miedos que es mejor evitar. Si a esto se le suma la rumorología popular y los bulos, los efectos del confinamiento en las cabezas pueden ser devastadores.

Tensiones: efecto del confinamiento número 1

Para sorpresa de muchos, los efectos del confinamiento en cuanto a las relaciones personales no son tan malos como parecía. Un 45% de los que vive acompañado considera que no salir de casa ha mejorado las relaciones. De hecho, dicen que la vida doméstica ha mejorado al permitir más tiempo juntos. Las actividades que más tensiones causan son:

  • El 34% los deberes y educación de los niños.
  • El 28% compartir siempre el mismo espacio.
  • El 26% las tareas del hogar.
  • El 23% compartir dispositivos tecnológicos.
  • El 23% los distintos puntos de vista sobre los contagios.
  • El 11% otro tipo de cuestiones.

Sin embargo, no opinan lo mismo las familias monoparentales. Para estos adultos que se han hecho cargo solos de los niños pequeños, los efectos del confinamiento han resultado ser bastante más duros. En cuanto a los porcentajes, estos son resultados que señala la encuesta de la organización de consumidores:

  • El 48% cree que las relaciones personales entre hermanos son mejores ahora.
  • El 51% piensa que las relaciones de los adultos con los niños son más satisfactorias.
  • El 38% opina que las relaciones entre adultos son más positivas gracias al confinamiento.

De 10 personas consultadas, 6 aseguran haber tenido tensiones. La mayoría de debieron a la educación de los niños o a competencias por el uso de la televisión y dispositivos varios. Los conflictos diarios también se han visto acusados en función del espacio de la vivienda. A mayores espacios, menos disputas.

Salud: efecto del confinamiento número 2

Aquí se plantea una curiosa paradoja: se está confinado por nuestra salud, pero también a costa de ella. Los efectos del confinamiento en bienestar emocional y físico es una realidad que se debe asumir. Por eso, una de las preguntas de la encuesta era cómo se sentía la gente al verse atrapada en sus domicilios.

  • El 58% considera verse afectado emocionalmente.
  • El 63% cree que se condición física se ha visto afectada negativamente.
  • El 39% opina que el efecto del confinamiento se ha notado en su salud general.

En conclusión, 4 de cada 10 ciudadanos opina que su estado de salud es bastante peor que antes del estado de alarma. Como dato curioso y a la vez alarmante, en un 10% de situaciones graves se han evitado las urgencias hospitalarias, aunque la situación lo necesitara. El terror a contagiarse ha sido superior, lo que en muchos casos ha supuesto otro efecto negativo del confinamiento.