Quantcast

CEAPA defiende la ‘Ley Celaá’

Las familias de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) ha defendido la LOMLOE, la reforma educativa también conocida como ‘Ley Celaá’, por tramitarse “con máximo consenso y avanzar a enseñanzas más modernas e inclusivas”.

“La reforma educativa se ha diseñado contando con la comunidad, de forma consensuada y tras un largo debate que ha incluido más de 80 comparecencias en la subcomisión del Congreso, 43.000 comunicaciones y 100 aportaciones de colectivos de diversa índole”, ha argumentado la asociación después de que el Pleno del Congreso haya aprobado este jueves el dictamen de la Comisión de Educación y FP de la LOMLOE.

De este modo, CEAPA apoya un nuevo texto que, a su juicio, “servirá para eliminar la LOMCE, una ley impuesta en 2013 por la mayoría absoluta de un único partido y que supone un “castigo a la comunidad educativa”.

Tras repasar los principales cambios que supondrá la entrada en vigor de esta reforma educativa frente a la LOMCE, ha destacado “la apuesta por la escuela pública, materializada en dar prioridad a la inversión de dinero público en estos centros”. Además, ha añadido que esta línea “no supone la eliminación de la educación privada concertada sino una revisión de la situación legal de los conciertos”.

La Confederación ha puntualizado también que la LOMLOE “mantiene en las familias la decisión de elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos e hijas, un derecho que no muta por el hecho de que la reforma educativa incluya que se comprobará que ningún colegio mantenido con fondos públicos discrimine a ningún estudiante por sus condiciones socioeconómicas o de cualquier otra naturaleza”.

Igualmente, entiende que esta norma no es un instrumento para eliminar el castellano como lengua vehicular ya que la LOMLOE garantiza el “respeto del castellano” y de las lenguas establecidas como oficiales en las comunidades, que es lo que establece la Constitución y los Estatutos de Autonomía, entre otras normas.

Tras analizar el texto, CEAPA subraya que “el castellano tendrá presencia real en el proceso educativo de todo el alumnado, con independencia de la comunidad autónoma donde resida, ya que la nueva norma busca precisamente asegurar que todos los estudiantes terminen su educación básica con un dominio pleno de la lengua castellana, igual que de la lengua cooficial que también le sea propia, y de, al menos, un idioma extranjero”.

Sobre los centros de Educación Especial, ha explicado que la ley propone incrementar los recursos de los centros ordinarios, “en la línea seguida por los organismos internacionales, para que todas las familias puedan optar por uno de estos centros y que este colegio ofrezca plenas garantías de calidad en la atención, pero no elimina la opción de los centros de Educación Especial, dejando claro que la verdadera inclusión exige lograr que la inmensa mayoría del alumnado realice su proceso educativo en los centros ordinarios con todos los recursos humanos y materiales que lo hagan realmente posible”.

Por otro lado, CEAPA reconoce que “habría querido una norma más dura con los conciertos educativos o que sacara las clases de religión de las aulas durante el horario lectivo, y sobre todo, que dejase más clara la democracia y la participación real dentro de los consejos escolares de los centros con el peso que debería corresponder tanto a las familias como al alumnado”.