Quantcast

Radiadores eléctricos de bajo consumo. Nuestra recomendación

Los radiadores eléctricos de bajo consumo son una magnífica elección si queremos disfrutar de calor y confort durante el invierno y reducir el coste de nuestra calefacción. Si deseas instalar calefacción eléctrica, pero te preocupan las facturas elevadas, aquí te mostramos cómo elegir el radiador eléctrico de bajo consumo más adecuado  https://rointe.com/compania/tecnologias-rointe/ para que te ofrezca el bienestar que deseas, con el máximo ahorro energético.

La mayoría de nosotros queremos comprar un radiador que no solo caliente eficazmente, sino que además nos permita ahorrar significativamente en nuestra factura de electricidad.

El mejor calentador eléctrico ahorra energía, es decir, no consume demasiada electricidad. Parece una afirmación obvia, pero el ahorro energético no es el único factor a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor radiador. La cantidad de horas al día que tenemos pensado utilizarlo es crucial. Si queremos usar el radiador a diario durante varias horas, debemos optar por un modelo que emitirá calor mucho tiempo después de apagarse.

Además, si queremos reducir aún más el consumo de energía, debemos optar por un radiador equipado con termostato de alta precisión.

Guía de compra: ¿Qué radiador eléctrico de bajo consumo comprar?

Existe una amplia variedad de radiadores eléctricos de bajo consumo energéticamente eficientes a la venta a precios asequibles. Los radiadores eléctricos son la mejor opción si no deseamos realizar un elevado desembolso inicial a la hora de instalar nuestro sistema de calefacción.

Los fabricantes se aseguran de que nosotros, como consumidores, tengamos una amplia selección de modelos y tipos de radiadores eléctricos. Gracias a esto, podemos elegir el dispositivo más adecuado a nuestras necesidades.

Radiadores eléctricos de bajo consumo con fluido térmico

Son los modelos elegidos con más frecuencia, y de hecho, nuestra mejor recomendación. Su éxito se basa en que ofrecen un confort más agradable gracias a la disipación del calor mediante la combinación perfecta entre radiación (que ofrece calor cuando estamos cerca del producto) y convección natural del aire (que permite llevar el calor a todos los rincones de la habitación.

Incluso después de apagar el dispositivo, el calor en la habitación permanece durante varias horas. Su instalación está recomendada en hogares habitados por personas alérgicas ya que no generan corrientes de aire.

Otra de sus ventajas es que necesitan un corto periodo de tiempo de calentamiento para ofrecer calor a la estancia, además de su precio bajo y dimensiones compactas.

Aquí te dejamos una selección de los tres radiadores eléctricos de bajo consumo con fluido térmico que recomendamos, desde una versión premium hasta una más asequible.

Radiador eléctrico Rointe Wifi Serie D 990W

Consulta precio en Leroy Merlin

Radiador eléctrico digital pre-programable Rointe Kyros 770W

Consulta precio en Leroy Merlin

Radiador eléctrico digital programable Rointe Sygma 1210W

Consulta precio en Leroy Merlin

Radiadores eléctricos con núcleo cerámico

Estos radiadores constan de una carcasa de aluminio con un núcleo cerámico que alberga la resistencia eléctrica.

Esta resistencia calienta el núcleo a una temperatura muy elevada. Una vez alcanzada la temperatura necesaria, el núcleo que funciona como un gran acumulador de calor, lo devuelve lentamente al ambiente a través de la disipación del cuerpo exterior de aluminio.

Como resultado, el radiador consume electricidad durante un periodo de tiempo, pero emite calor durante mucho tiempo después. Existen calefactores con potencias que van desde 0,4 a 3 kW, en varios tamaños, que permiten encajar fácilmente el radiador al lugar de instalación.

Radiadores de agua con calentador eléctrico

Los calentadores de agua también incluyen modelos eléctricos. Se instalan en la pared y se conectan a la instalación de calefacción central por agua.

No son muy recomendables ya que, a pesar que pueden calentar la casa e incluso proveer de agua caliente, su eficiencia está muy por debajo del resto de sistemas de calefacción a causa de la complicada instalación de tuberías que conlleva (que maximiza las pérdidas de calor por las paredes y suelos).

Calefactores con termoventilador

Este tipo de equipos aspiran aire frío por un lado y lo expulsa ya caliente por el otro. Este aire se calienta mediante una espiral eléctrica colocada en el centro del ventilador. El calor se esparce por toda la habitación muy rápidamente gracias al ventilador, por lo que no tenemos que esperar mucho para sentir el calor.

A pesar de esto, son mucho menos eficientes que el resto de productos de calefacción mencionados. Además, el calor desaparece rápidamente al apagar el producto.

Calefactor por infrarrojos

Se conocen también como radiadores halógenos. No calientan el aire sino los objetos, personas o animales cercanos. Tienen un corto alcance (que no suele superar los 10 metros en los modelos de más potencia).

¿Qué radiador eléctrico elegir?

No hay una respuesta definitiva a la pregunta de qué radiador eléctrico es el mejor, ya que depende de nuestras necesidades individuales, así como de las características de la habitación en la que se instalará.

Desde un punto de vista económico, los radiadores eléctricos con fluido térmico ofrecen la mejor relación calidad/precio para un hogar promedio.

Son los radiadores más eficientes energéticamente y su coste de funcionamiento depende, en buena medida, del uso que se le dé (podemos reducir el consumo utilizando, por ejemplo, la programación diaria y semanal, activándolo únicamente cuando nos encontremos en casa).

Ventajas de los calentadores eléctricos

En resumen, hay muchas razones por las que deberías considerar instalar radiadores eléctricos de bajo consumo con fluido térmico. Este tipo de solución se distingue por sus múltiples ventajas desde el punto de vista práctico, estético y económico. Las más importantes son:

  • Instalación fácil y económica: la podemos realizar nosotros mismos.
  • Amplia variedad de tamaños disponibles para calentar diferentes tamaños de estancia.
  • Control de temperatura digital de alta precisión.
  • Funcionamiento silencioso y prácticamente sin mantenimiento.
  • Libertad para ampliar el sistema de calefacción para adaptarlo a tus necesidades.
  • Sistema seguro para personas alérgicas, niños y mayores.
  • Disponibilidad de programación diaria y semanal con funciones de ahorro energético.
  • Disipación lenta y suave del calor que alcanza todos los rincones de la habitación.
  • Garantía de hasta 10 años en algunos productos.

Conveniencia y seguridad de uso

Los sistemas de calefacción eléctrica modernos que ahorran energía no solo son eficientes, sino también son muy seguros para todos los miembros de la familia y su uso está recomendado para todo tipo de usuario.

Gracias a la alta eficiencia y calidad de sus materiales, el cuerpo del radiador no se sobre-calienta en exceso, lo que minimiza el riesgo de quemaduras, incluso cuando se usa el producto de calefacción a máxima potencia.

Además, los radiadores eléctricos de bajo consumo están equipados con protección adicional contra el sobre calentamiento, lo que prolonga significativamente su vida útil. No es de extrañar, entonces, que este tipo de radiador sea una alternativa cada vez más popular para calentar los hogares de nuestro país.

¿Cuánto cuesta un radiador eléctrico eficiente que ahorra energía?

Llegados a este punto, lo importante es elegir el radiador eléctrico que garantizará un nivel óptimo de calor, bienestar y confort con la máxima eficiencia energética. Para aumentar esta eficiencia, recomendamos siempre elegir radiadores con termostato, que optimiza el consumo y mantiene una temperatura ambiente estable.

Un error que cometen muchas personas que quieren invertir en un radiador eléctrico es guiarse únicamente por el precio y elegir la solución más barata.

El ahorro en este caso es solo aparente: la baja eficiencia de los modelos más baratos, su alto índice de fallos o la baja calidad de sus materiales, aumentarán significativamente el coste total de funcionamiento del sistema de calefacción.

Elegir radiadores eficientes de la más alta calidad para la calefacción de tu hogar, te permitirá disfrutar de un invierno cálido sin temor a incrementar excesivamente tu factura eléctrica.

Esperamos haber podido ayudarte en la elección de la mejor solución para tu calefacción adaptada a tus necesidades individuales.