Quantcast
martes, 4 octubre 2022 21:50

¿Qué ha sido de Bojan Krkic, el delantero más prometedor de La Masía?

-

La cantera del FC Barcelona, cuya estructura central es conocida como La Masía, es una de las más prolífcas del mundo. De ella han salido algunos de los mejores jugadores de los últimos tiempos e incluso varios de los mejores de la historia. La calidad técnica, táctica y también en términos de educación de los futbolistas es muy alta, un hecho que es innegable; más al ver que sus jugadores alimentan tanto la primera plantilla blaugrana como a varios equipos en las mejores ligas del planeta. Sin embargo, hay algunos que se han perdido a lo largo de los años y poco a poco luchan por resurgir; uno de los mayores ejemplo es el de Bojan Krkic.

El español despuntó desde su etapa como juvenil y logró asentarte durante un tiempo en el primer equipo del Barça, en el que fue una pieza importante. No obstante, como ha sucedido con otros canteranos azulgranas, las ganas de demostrar su talento con más regularidad y también de demostrar que podría destacar fuera de un ambiente de confort lo hicieron aceptar el reto de salir; pero a partir de entonces ha tenido algunos tropiezos que han mejorado mucho su carácter hasta llegar a una estabilidad en un lugar algo inesperado para su edad. Bojan Krkic es un gran caso para analizar desde sus inicios con los blaugranas, porque realmente fueron impresionantes.

España quiso asegurarlo de inmediato

Bojan siempre soñó con jugar con la selección española

Nacido en Lérida, Bojan Krkic se ha sentido español durante toda su vida, pero hubo tiempo que sobre él se puso la sombra de una Serbia que no quería dejar escapar un talento de su magnitud. Aunque siempre jugó con todas las categorías menores de la selección de España, lo cierto es que las raíces de su padre, nacido en Serbia, estaban tirando fuerte para que representara a ese país a nivel internacional.

Al ver ese panorama, toda la maquinaria de la RFEF se movió para asegurar que la promesa jugara con el combinado español. Tras algunos intentos infructuosos, estuvo muy cerca de integrar la selección que ganó la Eurocopa en el 2008, al fin pudo debutar en partido oficial ante Armenia, en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010; aunque ese sería el único duelo que disputaría con la selección absoluta.