Quantcast

La historia de la vajilla Duralex, la de toda la vida en tu hogar (y el de tus abuelos)

-

Es de esas noticias que suena a fin de una época. Hace pocos días se sabía que Duralex, la empresa que fabricaba las míticas vajillas, ha entrado en quiebra. Otra víctima más de la pandemia del coronavirus. Un tribunal de la ciudad francesa de Orleans ha admitido la solicitud del fabricante de vidrio Duralex de declararse en quiebra ante la situación excepcional generada en su negocio por el impacto de la pandemia y de las medidas adoptadas para controlar su expansión.

Según informa el medio local francés ‘La République du Centre’, la empresa espera aprovechar esta situación para seguir buscando un comprador o para renegociar con las empresas que se habían interesado pero que habían cesado las conversaciones cuando comenzó la pandemia. ¿Cómo es posible que una empresa solvente, parte importante de la memoria sentimental de cientos de miles de personas se haya hundido como un castillo de arena?

2
Historia de la empresa

duralex

¿Cómo es posible que una empresa se haga un hueco en la memoria y cultura popular por sus vajillas irrompibles? Cualquiera que haya tenido en casa platos o vasos de Duralex sabe muy bien a qué nos referimos. Es como si la vajilla estuviese hecha de titanio enriquecido. No hay hogar español que en algún momento no haya tenido en su comedor estos platos.

Es curioso el origen de la empresa, que surgió casi casi que de chiripa. La empresa de coches Saint-Gobain había desarrollado un método infalible para aumentar la resistencia de los cristales mediante la técnica de vidrio templado a 700 grados y enfriado justo después. Fue entonces, en 1945, cuando la compañía decidió cambiar de rumbo y adentrarse en el mercado de las vajillas, para situarse rápidamente a la cabeza del sector.