Cómo preparar unos boquerones en vinagre para acompañar a la cerveza

-

Este es uno de los aperitivos que más nos gusta pedir cuando salimos de cañas o vinos con la familia o los amigos. Unos simples y deliciosos boquerones en vinagre. Sin embargo, no es una receta que sea habitual cocinar en casa, y eso que son bien sencillos de preparar. 

La receta de los boquerones en vinagre es una receta fácil que, además, no necesita ingredientes complicados ni especialmente caros. Lo único que hay que hacer es limpiar bien el pescado, separando los lomos, y cumplir los tiempos de la receta para que los boquerones queden bien blancos, con la carne prieta y sin que pueda haber ningún riesgo de anisakis.

Unos boquerones tiernos, jugosos y con el punto justo de acidez. Aquí los tenéis paso a paso, con todos los trucos y consejos para que os quede un aperitivo de 10. Y es que los boquerones en vinagre serán una opción perfecta para sacarte de un apuro si tienes una visita inesperada

¿Qué ingredientes hacen falta?

Boquerones-Vinagre-Receta

Vamos a hacer una receta de boquerones en vinagre para cuatro personas. Para ello necesitamos un kilo de boquerones frescos, que pueden ser medianos o grandes, según la disponibilidad en tu pescadería de confianza.

También son necesarios 300 ml. de vinagre de vino blanco o de manzana de buena calidad, 100 ml. de agua, cuatro dientes de agua, una cucharadita de sal gorda, aceite de oliva virgen extra y perejil fresco. 

Los preliminares

Boquerones-En-Vinagre

Una de las mejores combinaciones posibles con una cerveza son los boquerones en vinagre, una especie de escabeche frío en un medio ácido, parecido al ceviche peruano pero con vinagre en vez de zumo de lima. Lo más importante del plato es contar con buena materia prima. 

La receta comienza con la limpieza de los boquerones. Necesitamos los lomos bien limpios. Si el pescadero no nos los da ya preparados, lo único que tenemos que hacer es tirar de la cabeza y la espina, separando los lomos del pescado sin tripas ni raspas. Hace falta paciencia, para qué negarlo. Una vez separados, lavamos cada lomo con agua y lo secamos en un paño, colocándolos uno al lado de otro en un plato hondo. A continuación los cubrimos con agua fría y unos cubos de hielo y los dejamos 2 horas en la nevera para que se desangren y blanqueen.

El proceso de marinado es decisivo

Boquerones-Vinagre

El cocinado de este pescado lo vamos a realizar con los ácidos del vinagre. Podemos utilizar vinagre puro para cubrir los boquerones, o si lo preferimos, utilizar una mezcla de un tercio de agua y dos tercios de vinagre. Preparamos entonces el vinagre y el agua, que tiene que estar un poquito fría. Aproximadamente, hay que usar  300 ml. de vinagre y 100 ml. de agua.

Colocamos entonces los boquerones con la piel hacia abajo en una superficie grande. Cubrimos entre capa y capa de boquerón con un poco de sal y bañamos con la mezcla de vinagre rebajado. Es muy importante que la marinada cubra perfectamente todo el pescado por lo que, en caso de que falte algo, añade un poco más de vinagre y agua.

El proceso puede hacer en un tupper, de forma que se pueda cerrar bien y evitar que toda la cocina huela a vinagre. Otra opción, ciertamente mejor, es dejarlos reposar en la nevera durante 3 o 4 horas, un poco más si los boquerones son muy grandes. Eso sí, es importante estar al tanto y no pasarse de tiempo, porque en ese caso los boquerones quedarán duros. Una vez pasado este tiempo, la carne del boquerón debe estar blanca.

La elaboración definitiva

Boquerones-En-Vinagre

Una vez marinados, escurrimos muy bien y colocamos los boquerones en otro tupper limpio. Picamos los dientes de ajo en trocitos muy pequeños y echamos el perejil al gusto. El perejil, hay que reconocerlo,  tiene más función decorativa que otra cosa. Pero no lo neguemos, se come con los ojos casi tanto como con la boca. 

Después bañamos los boquerones con un buen aceite de oliva virgen extra y aderezamos con el ajo y el perejil picado. Hay quien dice que es necesario dejarlos reposar durante 24 horas, pero las opiniones en este punto difieren. Una vez hechos, los boquerones en vinagre caseros aguantan en buen estado durante una semana aproximadamente si se guardan en la nevera y cubiertos de aceite y preferiblemente en un tupper o frasco cerrado.

A la hora de servirlos, se pueden tomar con unas tostas de pan crujiente o dispuestos sobre una base de patatas fritas. Y además, claro, es irrenunciable la cerveza bien fría, casi congelada, que es como entran bien los boquerones.