lunes, 21 septiembre 2020 5:17

El anisakis y otros parásitos que te comes sin darte cuenta

-

Aunque a día de hoy toda la carne y todo el pescado que compramos, parece que son seguros, no es así. Algunas veces portan en su interior ciertos parásitos como los anisakis que nos pueden afectar mucho. Sobre todo, la carne de caza sin haber pasado por una revisión veterinaria y el pescado crudo sin congelar pueden llegar a ser muy peligrosos.

De hecho, durante el año pasado, un grupo de cazadores decidió hacer embutido de la carne de 5 jabalíes que habían capturado durante una salida. Por supuesto que esto lo realizaron sin ningún tipo de inspección veterinaria. Estos animales tenían un parásito llamado triquina que afectó tanto a los cazadores como a sus familias, ya que repartieron el embutido y provocaron 13 casos de triquinosis.

1
Qué es la triquinosis

Es una enfermedad provocada por consumir un parásito denominado Trichinella. Estos parásitos se encuentran en jabalíes y cerdos sin supervisión veterinaria, aunque pueden saltar a perros, gatos, ratas o caballos. Y si consumimos la carne infectada, también a los humanos.

La triquinosis se ingiere mediante la carne infectada consumida cruda o mal cocinada. Rápidamente se empiezan a ver los síntomas. La triquina tiene un ciclo biológico dividido en tres partes. Quiste que es la forma en la que están entre la carne y como la consumimos. Larva cuando está en nuestro intestino delgado y se introduce en la mucosa. Adulto, tras 2 o 3 días se hace adulta y consigue reproducirse.

Atrás