Quantcast

Si seguimos así, dile adiós a los animales y a los bosques

-

La organización ecologista WWF acaba de publicar el informe “Planeta Vivo 2020”. Los datos y las conclusiones del documento son desoladores. Elaborado conjuntamente con la Sociedad Zoológica de Londres, el informe llama a “revertir la curva de la pérdida de la biodiversidad”.

“Mientras el mundo se tambalea por la alteración global más profunda de su vida, el Informe Planeta Vivo de este año proporciona una evidencia inequívoca de que la naturaleza se está desmoronando y que nuestro planeta está mostrando claras señales de advertencia”, escribe en la introducción Marco Lambertini, director general de la organización. Según él, “se necesita con urgencia un profundo cambio cultural y sistémico,que hasta ahora nuestra civilización no ha conseguido alcanzar: la transición a una sociedad y un sistema económico que valore la naturaleza”.

Tal y como él mismo advierte, “la naturaleza está disminuyendo a escala mundial a un ritmo sin precedentes en millones de años”. Los datos hablan por sí mismos: en los últimos cincuenta años la fauna vertebrada se ha reducido en un 68% de media. Estas son algunas de las conclusiones del informe Planeta Vivo.

2
¿Un año perdido?

biodiversidad-perdido

Tras la cumbre del clima COP25, celebrada en Madrid en diciembre de 2019, este 2020 estaba llamado a convertirse en un año clave para la lucha contra la degradación ecológica. “La comunidad internacional iba a empezar a desarrollar planes ambiciosos para por fin tomar las riendas del Antropoceno con importantes reuniones sobre cambio climático, biodiversidad y desarrollo sostenible, pero debido a la Covid-19 la mayoría de estos encuentros han tenido que posponerse hasta 2021”.

Los ecologistas hacen una llamada al compromiso, pues el tiempo para actuar se agota. “Mientras el mundo se precipita inevitablemente hacia un periodo de turbulencias, volatilidad y cambios, hemos recopilado información. Esperamos que sirva para inspirar las actuaciones necesarias para abordar los retos ecológicos, sociales y económicos globales cruciales”.