Quantcast

La cerveza no tiene la culpa de tu barriga cervecera

-

Ya se acaba el verano y es momento de comenzar con la rutina y volverse a poner los pantalones y camisas, pero notas que tienen más dificultad para abrocharse o para entrar. La barriga cervecera, consecuencia de los excesos estivales, es la que está haciendo que parezca que tu ropa encoge. Seguro que te has pasado con la cerveza en vacaciones.

Pero no es la cerveza la que hace que hayas almacenado unos kilitos durante este mes de descuido ni que hayas añadido una X a tu talla habitual de camiseta. Hay otras muchas razones por la que esto ha pasado y no ha sido el zumo de cebada el que te ha causado este efecto. Vamos a analizar qué hábitos has tenido para aumentar tu barriga cervecera.

2
Cómo te afecta si eres hombre

A la hora de beber y de almacenar las grasas, el sexo de la persona es un factor que tiene mucho que decir. Y es que no es lo mismo cómo manipula las grasas el organismo de un hombre y el de una mujer. Y es que los expertos lo tienen claro y está estudiado.

Según los médicos, la grasa de los hombres suele ir en su mayoría a la zona del vientre, a la barriga. Es por eso que la barriga cervecera es más común en hombres que en mujeres. Y es que al fin y al cabo la tripa es el lugar donde se acumulan las reservas que se consumen en caso de necesidad en el cuerpo masculino.