Quantcast
miércoles, 21 abril 2021 22:22

Del pozo a la gloria: por qué la dupla Red Bull Honda-Verstappen aspira al Mundial

Después de un parón obligatorio en la Fórmula 1 a causa de la pandemia, la categoría reina del automovilismo hace su vuelta este fin de semana con el Gran Premio de Austria, carrera de casa para Red Bull, que afronta un año son excusas, también con Honda, donde se postulan como los grandes favoritos para mantener un mano a mano con Mercedes y Hamilton, aquí con su pilar: Max Verstappen.

La clave en la casa de bebidas energéticas está clara: no descolgarse de la pelea por el título en las primeras carreras, algo que han venido arrastrando todas estas últimas temporadas. Red Bull siempre llega, pero a veces demasiado tarde. Eso y que Honda no utilice más de tres motores en todo el año, algo vital para las opciones de los de Milton Keynes, una Honda que está en su auge para demostrar todo su potencial. Además, se suma la fortaleza de Verstappen en un calendario acortado que les viene muy bien.

El esperanzador concepto de motor de Honda

Concepto motor

El final de 2019 fue realmente esperanzador para los japoneses y se podría tomar como punto de partida de cara a este 2020. Honda podría verse por detrás de Mercedes en clasificación, pero casi al mismo nivel en carrera. Los de Brackley creen que han logrado un buen aumento de potencia durante el invierno, en cambio Ferrari afirmó que era más lento en las rectas y parte de eso se debe a un motor más débil.

De todos modos, parece realista que Honda tenga como objetivo comenzar 2020 en un nivel relativamente parejo. Si Mercedes sufrió un susto en temas de fiabilidad y Ferrari realmente ha retrocedido, tal vez Honda pueda estar acariciando la cima. Prueba de ello es que Honda ha continuado con el concepto de motor base que introdujo en 2017, con el que han logrado una mayor fiabilidad y rendimiento.

Su concepto, como ocurre con el fructífero de Mercedes, es el mismo que en años anteriores, “pero seguimos desarrollando y mejorando áreas muy pequeñas”, confesó Tanabe. “El año pasado teníamos un motor y el equipo tenía un chasis. Teníamos que combinarlos. Este año podemos pasar más tiempo optimizando. Ahora compartimos un concepto, por lo que lo que el equipo logra que en algún lugar cooperemos con el diseño del motor”.